Temas Especiales

31 de Mar de 2020

Economía

Crisis bananera se extiende a Bocas

BOCAS DEL TORO. Una nueva crisis enfrentan nueve fincas de los bananeros independientes, ubicadas en la provincia de Bocas del Toro.

BOCAS DEL TORO. Una nueva crisis enfrentan nueve fincas de los bananeros independientes, ubicadas en la provincia de Bocas del Toro.

Los estragos causados por las constantes inundaciones de los últimos cinco años y la deuda que mantienen con las entidades crediticias, son las principales causas del cierre parcial de las operaciones durante el presente año y el inminente cierre total en julio del 2010.

Esta crisis bananera dejaría a unos 1,500 obreros en la calle.

Nicanor Samudio Anderson, capataz de una de las fincas bananeras, dijo a La Estrella que las plantas procesadoras están vacías, ya que sólo se laboran dos veces por semana.

En los años dorados se producían unas 15 mil cajas por semana, que tenían como destino el mercado europeo, y los trabajadores devengaban más de 100 dólares por semana.

Aurelio Rivera, empacador de frutas, sostiene que los salarios de hoy no resuelven las necesidades básicas de una familia bocatoreña.

La empresa Huancavilcas S.A en nota enviada ayer al Ministerio de Trabajo (Mitradel) anunció el cierre definitivo de sus operaciones, luego de 45 años de estar en el mercado. Esta medida deja sin empleo a 100 trabajadores.

En la nota se destaca que las inundaciones, las presiones sindicales por aumento salarial, en medio de la crisis, y el congelamiento de los precios por parte del empresa Bocas Fruit Company, hasta el año 2012, llevaron a la quiebra a esta empresa que contaba con 150 hectáreas de banano.

Luis Alberto Nuques, propietario de Huancavilcas, asegura que de no contar con la mediación justa del gobierno “no nos queda más remedio que terminar con esta agonía económica” y puntualiza que el Estado “solo atiende a Coosemupar, en donde se han gastado $55 millones y no producen hoy día ni una sola caja de banano y siguen pagando a personas que no trabajan”.