Temas Especiales

04 de Apr de 2020

Economía

Alistan motores para reforma fiscal

PANAMÁ. La reforma tributaria de la administración Martinelli comienza a tomar forma.

PANAMÁ. La reforma tributaria de la administración Martinelli comienza a tomar forma.

En la Asamblea Nacional de Diputados, específicamente en la comisión de Hacienda Pública, reposa desde el pasado 14 de julio, el anteproyecto de Ley NÁº 21 presentado como una medida de “justicia social en favor de la clase media”.

Su proponente, el diputado panameñista, José Isabel Blandón, asegura en su exposición de motivos, que este proyecto constituye un “oxígeno para la clase media”.

Blandón propone eliminar el Cálculo Alternativo del Impuesto Sobre la Renta (CAIR) a las personas naturales y reducir las tarifas del Impuesto Sobre la Renta (ISR) recortándolas de 27% a 20%.

Este último punto se sustenta bajo la premisa de que “se corregirá un elemento de injusticia derivado de una sentencia de la Corte Suprema de Justicia, dictada en 2007, según la cual los gastos de representación solamente tributan a la tarifa definitiva de 10%”. Por lo anterior, el diputado propone que se elimine la tributación especial de los gastos de representación “para que todas las personas tributen por igual”.

DEDUCCIONES FISCALES

En este anteproyecto además se introducen dos nuevas deducciones. La primera se refiere a los gastos escolares, incluyendo matrícula, mensualidad, útiles, transporte y otros relacionados con la educación primaria y secundaria. Esta reducción sería hasta un tope de 2 mil dólares.

Según el documento, no se trata de un subsidio total por parte del Estado, ni de un crédito fiscal, más bien se trata de una deducción, la cual significaría que el Estado dejaría de percibir un porcentaje de la suma deducida.

La segunda deducción tiene que ver con los aportes de jubilación que se realizan a las personas naturales.

El diputado Blandón dijo a La Estrella , que ha mantenido conversaciones con el titular de Economía y Finanzas (MEF), Alberto Vallarino, para que dentro de las reformas fiscales que elabora el Ejecutivo, que podrían conocerse en las próximas semanas, se tomen en cuenta las propuestas presentadas en el anteproyecto NÁº 21.

“Le estoy dando un compás al Ejecutivo para que presente sus reformas fiscales, pero espero que se tome en cuenta lo propuesto a través del anteproyecto, ya que es una promesa mía de campaña para apoyar a la clase media”, explicó Blandón.

Se pudo conocer que entre las reformas del Ejecutivo se tiene previsto aumentar los impuestos al negocio del tabaco y a los juegos de azar.

José Javier Rivera, ex presidente del Consejo Nacional de la Empresa Privada (CONEP), aplaude la iniciativa pero advierte que el anteproyecto NÁº 21 tiene una gran “incógnita”.

Y es que a juicio de Rivera, la reforma no podría hacerse efectiva durante este año porque ya el presupuesto está andando y se necesitaría una reducción de ingresos o una renta sustitutiva. El otro aspecto que le preocupa a Rivera, es que el proyecto no aborda el costo total que representa para el Estado las modificaciones propuestas. Al referirse a este punto, Blandón dice que las cifras reales las tiene el MEF y adelantó que los cálculos “ya se están haciendo”.

Este medio consultó con altas autoridades del gobierno anterior p ero prefirieron no hablar sobre el tema.