Temas Especiales

21 de Jan de 2021

Economía

Zona Libre se pinta de guerra

COLÓN. Las puertas de más de dos mil compañías establecidas en la Zona Libre de Colón (ZLC) se cerrarán el próximo miércoles 2 de septi...

COLÓN. Las puertas de más de dos mil compañías establecidas en la Zona Libre de Colón (ZLC) se cerrarán el próximo miércoles 2 de septiembre para que los empresarios de este área franca, junto a sus empleados, se trasladen hasta la instalaciones de la Asamblea Nacional para realizar una protesta pacífica.

Esta acción se ha tomado, indica el presidente de la Asociación de Usuarios (AU) de la ZLC, Giovanni Ferrari, ante las medidas impositivas del gobierno de implementar nuevos impuestos que afectarán a las empresas que están ubicadas en este emporio comercial.

Señala el empresario, que “esta es una acción que nos hemos visto obligados a tomar, ya que de darse las medidas se perjudicaría a una gran cantidad de trabajadores y acrecentará el problema de la empleomanía en la provincia de Colón”.

Según un informe presentado por la administración, en las 2,800 empresas existentes en estos momentos dentro de la zona libre, han destituido en los primeros seis meses a mil 66 empleados, siendo el sector de carga y consolidación, textiles y de ventas de productos para el hogar, los más afectados.

La ZLC, cuenta con 30 mil empleados permanentes, más eventuales y empleos indirectos, lo que totaliza 90 mil puestos de trabajo que podrían verse en peligro.

Estos aumentos no solo afectarían las 90 mil plazas de empleos, si no que los aumentos afectarían la economía de las empresas transnacionales, que podrían retirarse del área franca afectando a los distribuidores y por ende aumentaría el desempleo en Panamá, sustentan los empresarios.

DIA DE REFLEXIÓN

Los empresarios aprobaron, por votación unánime, realizar un “día de reflexión” con paro de labores y cierre general de todas las empresas de la ZLC.

Con esto, la AU busca demostrar el rechazo a la intención de la administración Martinelli de aplicar “medidas impositivas, lesivas y perjudiciales para la competitividad y el futuro de la Zona Libre y la Provincia de Colón”.