Temas Especiales

24 de Jan de 2021

Economía

Una guerra de poderosos

PANAMÁ. “Nada entra, nada sale”. Esta será la consigna de los empresarios de la Zona Libre de Colón (ZLC) que el próximo miércoles, 2 ...

PANAMÁ. “Nada entra, nada sale”. Esta será la consigna de los empresarios de la Zona Libre de Colón (ZLC) que el próximo miércoles, 2 de septiembre estarán de paro. El segundo en 15 años.

Pero los miembros de la Asociación de Usuarios de la Zona Libre (AU) saben que para llamar la atención del gobierno no basta con paralizar la zona franca, sino toda la ciudad. Y para eso, buscaron el apoyo de la Coordinadora de Transporte de Carga de Colón y de la Cámara de Comercio de este sector.

Aún se barajan varias estrategias, pero será hoy lunes cuando definirán las acciones que implementarán, que van desde el cierre del ingreso a la ciudad con camiones y trabajadores de la zona franca, hasta el traslado a la capital, para protestar frente a las inmediaciones de la Asamblea Nacional de Diputados.

La actividad económica de la zona franca promedia los 55 millones de dólares diarios. Y unos 400 compradores internacionales visitan este emporio comercial diariamente.

Los nuevos impuestos que el gobierno pretende aplicar han llegado en el peor momento, sostiene el presidente de la AU, Geovanni Ferrari. Y es que según Ferrari, la baja actividad económica registrada este año en la zona franca ha ocasionado el despido de mil trabajadores.

“Estas medidas propiciarán que las empresas vayan a tener serias dificultades económicas y eso redundará en que se pierdan más plazas de trabajo”, advirtió.

El pasado miércoles el Ejecutivo incrementó en 40 millones los impuestos de la ZLC y de acuerdo con Ferrari el proyecto de ajustes fiscales que se encuentra en la Asamblea supondría el pago de más de 100 millones adicionales en impuesto. Actualmente los impuestos que pagan los usuarios alcanzan los 66.6 millones de dólares al año.

El dirigente de los empresarios de la Zona Libre sostiene que no sólo se están incrementado los impuesto, sino que se están brindando prebendas a la zona económica especial de Howard.

La guerra de los usuarios de la zona franca está declarada. Recientemente el presidente Ricardo Martinelli dijo que estos empresarios ganan mucha plata y “pagan una guayaba al Estado”.

La Coordinadora de Transportista de Carga de la provincia de Colón, que reúne a unos 2 mil transportistas se une a la pelea. El dirigente Oscar Grenald señaló que “vamos a apoyar a los usuarios de la Zona Libre”. Con lo anterior, unos 500 contenedores no se moverán el próximo miércoles y los transportistas estarían dispuestos a dejar de facturar unos 83 mil dólares, solo por ese día.

El presidente de la Cámara de Comercio de Colón, George Ng, dijo que le pedirán a los comerciantes que cierren sus establecimientos, pero aún no se puede saber si acatarán el llamado, tomando en cuenta que sólo 30 comercios que operan en la ciudad están afiliados a este gremio, el grueso de los socios funcionan en la Zona Libre. Hoy será crucial para los empresarios, ya que podrán conocer con certeza quiénes lo respaldarán en esta cruzada contra el Ejecutivo.

El presidente del Colegio de Economistas, Raúl Moreira, considera que aunque la Zona Libre goza de cierta elasticidad, hay que tener claro que no es la única en el mundo y tampoco en Panamá, por lo que cualquier medida que le reste competitividad, incrementa el atractivo de su competencia.

Este medio visitó las oficinas del gerente de la ZLC, Lepoldo Benedetti, para conocer la versión del gobierno sobre el paro, pero se nos informó que no hablaría del tema hasta que las acciones se concreten, pues confía en que aún se puede llegar a algún acuerdo.