Temas Especiales

30 de Jun de 2022

Economía

Honduras y su doble crisis

HONDURAS. Honduras sufre la desaceleración financiera por partida doble. La débil economía del país centroamericano no ha sido inmune a ...

HONDURAS. Honduras sufre la desaceleración financiera por partida doble. La débil economía del país centroamericano no ha sido inmune a la crisis internacional, que ha perjudicado principalmente el flujo de remesas, la llegada de inversión extranjera y el comercio exterior con sus principales socios, liderados por Estados Unidos.

Una desaceleración que se ha agudizado por la polarización política generada tras la destitución del presidente Manuel Zelaya y la llegada de Roberto Micheletti al poder hace tres meses.

El impacto de la inestabilidad política en la economía es casi imposible de estimar debido a la disparidad de las fuentes y a su sesgo ideológico. No obstante, las previsiones del Fondo Monetario Internacional (FMI) y de la Comisión Económica para América Latina (CEPAL) reflejan el fuerte retroceso del PIB en el presente ejercicio.

El FMI estima que la economía se contraerá un 2% este año, mientras que la CEPAL prevé que la caída será del 2.5%. En los dos casos, las diferencias son significativas con el alza del 4% registrada en 2008.

Fuera de esto, las previsiones oficiales son dispares. El actual Gobierno estima que la crisis y las medidas tomadas por Zelaya antes de su destitución son las principales responsables de que el PIB caiga entre uno y dos puntos este año.

Mientras, algunos analistas estiman que el país pierde al menos 50 millones de dólares al día desde el comienzo de la crisis política. La industria se encuentra en mínimos, el desempleo ha aumentado en unas 120,000 personas, según cifras no oficiales, y el consumo interno no para de caer. A esto hay que sumarle la paralización de las ayudas externas procedentes del Banco Mundial y del Banco Interamericano del Desarrollo (BID), valoradas en $470 millones.