20 de Feb de 2020

Economía

Se abre nueva ventana para TPC

PANAMÁ. Las palabras son las armas del entendimiento. Y más si son pronunciadas por el hombre más poderoso del planeta.

PANAMÁ. Las palabras son las armas del entendimiento. Y más si son pronunciadas por el hombre más poderoso del planeta.

Durante la noche del miércoles, el presidente de Estados Unidos, Barack Obama se refirió directamente y con nombre propio a las negociaciones de comercio exterior de su país con el nuestro.

Las palabras de Obama retoman la continuación de esta larga telenovela en la que se ha convertido el tratado, que espera por el visto bueno del Congreso de su país después de concretarse en 10 rondas de negociaciones y que probablemente reposa acumulando polvo en el escritorio de más de un funcionario. El discurso fue recibido con optimismo por el ex embajador de Panamá en Washington, Federico Humbert, quien opinó que “se trata sin duda de una esperanza de que se impulsen los acuerdos pendientes”. Obama incluyó con Panamá, los acuerdos pendientes de EEUU con Colombia y Corea del Sur.

LA MISMA PIEDRA

De todas las condiciones que Estados Unidos desea imponer a Panamá, la que más fricción podría causar es la exigencia de la apertura del secreto bancario.

Desde que la OCDE incluyó a Panamá en su lista gris, algunos congresistas estadounidenses han usado esto como objeción contra el país, “por su resistencia a acoger normas internacionales para combatir la evasión de impuestos y el lavado de dinero”.

Sin embargo, la mención de Obama no es del todo altruista; el presidente ve en la firma de tratados la posibilidad de generar empleos en su país, “Esos beneficios (los empleos) significan hacer cumplir los acuerdos para que los socios de negocios cumplan con las reglas” dijo el presidente estadounidense.

Esta sorpresiva mención de Panamá en el discurso del Estado de la Unión del presidente Obama tiene como marco de referencia la discusión en Davos sobre la urgencia global de liberar el comercio mundial para salir de la crisis económica.