Temas Especiales

14 de Apr de 2021

Economía

Promesas de campaña influyeron en gastos

PANAMÁ. El programa 100 a los 70 y la compra de útiles y textos escolares para escuelas públicas representaron $66,8 millones del gasto ...

PANAMÁ. El programa 100 a los 70 y la compra de útiles y textos escolares para escuelas públicas representaron $66,8 millones del gasto corriente para el primer semestre de 2010.

La información se desprende del informe del balance fiscal revelado el lunes por el ministro de Economía y Finanzas (MEF), Alberto Vallarino.

En total los gastos corrientes aumentaron $157.6 millones comparado con el primer semestre del año pasado, que fue de $1.507 millones. Dicho gasto también fue impactado por el pago de indemnizaciones a los ex trabajadores del ferrocarril para quienes se desembolsó una partida de $ 15,6 millones.

‘Este era un caso de muy vieja data que el presidente Martinelli se empeñó en solucionar y próximamente se estará haciendo lo mismo con empleados portuarios’, manifestó el titular de Economía.

También calificó al balance fiscal de los primeros seis meses como muy bueno, por debajo del porcentaje de déficit que permite la ley de responsabilidad social fiscal.

Entre los otros programas que seguirán influyendo el gasto del Gobierno central también se cuentan las licitaciones de obras públicas como carreteras, escuelas y hospitales, de los que ya se han dado varias órdenes de proceder.

Para el segundo semestre, se espera mayores ingresos por los dividendos del Canal de Panamá, que al finalizar su vigencia fiscal el próximo 30 de septiembre se estiman en $74 millones inyectados directamente al Tesoro Nacional.

MENOS DÉFICIT, MÁS INGRESOS

Según los datos del balance fiscal, así como hubo gastos mayores que el primer semestre de 2010, también se generaron más ingresos y un déficit estacional de 0,5% del Producto Interno Bruto (PIB); es decir, de $125,8 millones mientras que para el mismo período de 2009 la cifra se situó en $409,8 millones o 1,7% del PIB.

Por su parte, el incremento en ingresos por $323,9 millones se atribuye según el informe a la recuperación de la actividad económica, y de la entrada en vigencia de las modificaciones fiscales además de la entrada de dividendos por la suma de $131,4 millones provenientes de las empresas eléctricas, de la empresa Cable & Wireless y del Banco Nacional.

‘Este año el déficit se reduce a más de la mitad, esto es producto de que hemos tenido mayores ingresos fiscales por un total de $ 324 millones’, dijo el ministro.

No obstante, el economista Alexis Soto considera que el gasto en programas sociales en algún momento puede afectar ese déficit. Su explicación está sustentada en que los programas como 100 a los 70 no son sostenibles, debido a que dependen de dineros que provienen del presupuesto que son ingresos que no crecen de acuerdo con la cantidad de gente que ingresa al programa. ‘El Estado no debe estar sosteniendo permanentemente esos programas’, manifestó, su idea es que esta clase de beneficios sociales tengan un mecanismo de financiamiento parecido al Programa de Desarrollo Comunitario (Prodec), que se mueve por los excedentes del Canal.