Temas Especiales

13 de Apr de 2021

Economía

Contrabando de cigarrillos subió durante 2010

PANAMÁ. En los cuatro primeros meses del 2010, la falsificación y el contrabando de cigarrillos en Panamá se incrementó de 22% a 55%, se...

PANAMÁ. En los cuatro primeros meses del 2010, la falsificación y el contrabando de cigarrillos en Panamá se incrementó de 22% a 55%, según estudios de la British American Tobacco.

En otras palabras, de los 700 millones de cigarrillos que consumen los 218 mil fumadores al año en el país, el 55%, equivalente a 385 millones de cigarrillos, son producto del contrabando, situación que ‘está fuera de control’, aseguró Federico Jenkins, director de Legal y Asuntos Corporativos de British American Tobacco Caribe y Centroamérica.

Esto —dijo— ha representado una pérdida millonaria, tanto para los productores de tabaco a nivel mundial como para el Gobierno, ya que los cigarrillos falsificados y que ingresan a través de contrabando no pagan impuestos por su distribución y venta.

Estimaciones de Jenkins lo llevan a calcular que el Gobierno está dejando de percibir en impuestos por año más de $25 millones.

British American Tobacco es la representante legal en Panamá de las marcas Kool, Viceroy y Kent.

EN PANAMÁ

Datos de British dan cuenta de que la cantidad de cigarrillos vendidos legalmente en el país bajó de 541 millones de cigarrillos en el 2008, a 530 millones en el 2009, y se estima que para el 2010, la industria legal comercialice unos 255 millones de cigarrillos, lo que representa una disminución del 50% en comparación con el 2009.

Cifras de la Autoridad Nacional de Aduanas (ANA) destacan que en lo que va del 2010 se han decomisado cajas de cigarrillos por un valor de $3,2 millones, mientras que el año pasado los decomisos alcanzaron $1,7 millones.

En Panamá, la venta de cigarrillos de contrabando se concentra en Calidonia, la 4 de Julio, mercadito de La Chorrera y en las cercanías de El Fuerte de San Miguelito, entre otros.

La cajetilla de cigarrillos de 20 unidades se consigue pagando impuestos en $3.25, a diferencia de la cajetilla de contrabando, la cual se puede conseguir en 50 centavos y $1.

RELACIÓN CON OTROS PAÍSES

En comparación con otros países de la región, Panamá ocupa la primera posición en contrabando de cigarrillos.

El experto explicó que en Canadá, el 40% de los cigarrillos se venden de forma ilegal; en Brasil, el 30%; y en Guatemala el 15%.

Estudios, han detectado en los cigarrillos de contrabando entre otras cosas excremento de ratas.

RECOMENDACIÓN

Hay varias formas de reconocer la cajetilla falsa de una original.

Algunas de ellas es que las cajetas falsas no tienen imágenes con orientación al consumidor sobre las enfermedades que se pueden adquirir con el cigarrillo. Además, carece de registro sanitario y del código de seguridad.

Las fechas de expiración son alteradas, pues la vida útil del cigarrillo es de seis a nueve meses máximo y no de cuatro años, como ponen en algunos casos los falsificadores.

Sin embargo, los cigarrillos de contrabando y falsificados, al ser más baratos, son de gran demanda por los fumadores, a pesar de que resulten nocivos para la salud.