Temas Especiales

12 de Apr de 2021

Economía

Bolsa de Valores busca regionalizarse

PANAMÁ. Hasta 1990, antes de la creación de la Bolsa de Valores de Panamá, S. A. (BVP), el mercado bursátil local había experimentado tr...

PANAMÁ. Hasta 1990, antes de la creación de la Bolsa de Valores de Panamá, S. A. (BVP), el mercado bursátil local había experimentado transacciones de forma esporádica. Hoy, 20 años después, la realidad es otra con más de 57 mil 257 transacciones registradas, y con miras a regionalizarse.

Roberto Brenes, vicepresidente ejecutivo y gerente general de la BVP, conversó con La Estrella sobre el vigésimo aniversario de la Bolsa y las próximas tareas que lidera el ente que él dirige.

‘La Bolsa reconoce que Panamá es un país pequeño aunque su estructura financiera es muy sofisticada; no obstante, desde hace varios años estamos buscando un ingrediente que nos lleve a crecer hacia afuera, ya sea a través de una alianza con mercados adyacentes o cercanos’.

Actualmente, la BVP mantiene acuerdos de cooperación con Costa Rica y El Salvador, e igualmente está en constantes conversaciones con homólogos de Colombia, Perú y Chile con el fin de regionalizarse, ya que el mercado de valores sería aún más atractivo para inversionistas, manifestó.

El problema hasta el momento —dijo— es el impedimento que hemos encontrado con los reguladores del mercado de valores a nivel regional, con excepción del de Panamá, debido a que los reguladores están rezagados a las iniciativas privadas.

Indicó que este ‘es un tema que toma tiempo, pues la legislación varía en los diversos países, pero sería de gran provecho para nosotros y el resto de los países’.

‘En la medida de que los mercados sean más grandes, pero no fragmentados, pasará lo que sucede en los grandes mercados bursátiles estadounidenses y australianos, pues podríamos ofrecerle a los inversionistas objetivos y de mentalidad financiera; riesgos que están debidamente protegidos, así como interesantes tasas de retorno de nuestros papeles, respaldados por la solidez y transparencia de las bolsas’.

Otro proyecto que busca conquistar la BVP es la creación de una compañía tenedora para que la Bolsa y la Central Latinoamericana de Valores (LATINCLEAR) tengan los mismos accionistas, como originalmente era, aclaró.

Con la tenedora se logra una mayor profundidad a las acciones de la nueva compañía que en la actualidad trabajan por separado, además que se contará con una empresa de mayor tamaño y recurso financiero que le puede servir al mercado de una forma más eficiente.

FOMENTO

Además de mirar hacia una regionalización a lo interno, la BVP ha visto más allá en sus 20 años de actividad.

Luego de la primera transacción de la BVP el 26 de junio de 1990, la entidad ayudó a la formación y funcionamiento de la Central Latinoamericana de Valores, S.A. (LATINCLEAR).

LATINCLEAR es una institución auxiliar de pago, transferencia, custodia y liquidación de valores.

De igual forma, la BVP participó con un 20% en el capital de la primera calificadora de riesgo en el país y la región conocida como Duff & Phelps, la cual después se convirtió en lo que es hoy Fitch.

También la bolsa panameña participó, a inicios de la década de los 90, en la adopción de las normas internacionales de contabilidad, exigiéndole a sus emisores el cumplimiento con lo que hoy se conoce como Normas Internacionales de Información Financieras (NIIF).

‘No podemos atribuirnos la paternidad de muchas cosas, pero sí formamos parte de los propulsores de dichos avances.

También vimos temprano el negocio corporativo, el código de ética de las compañías, entre otros’, apuntó Brenes, y agrega, ‘pero no solo vemos la parte de las empresas, sino su base: la educación, pues somos generadores de proyectos del mercado de instrumentos financieros, asimismo de foros que contribuyen a la formación de estudiantes de secundaria y universitarios para orientarles en el funcionamiento del mercado de valores panameño’.