Temas Especiales

09 de Mar de 2021

Economía

¿Cómo integrar a las tres Panamá?

PANAMÁ.. La posición geográfica del país y la adopción de un conjunto de políticas a lo largo de décadas ha dado pie a un exitoso modelo...

PANAMÁ.. La posición geográfica del país y la adopción de un conjunto de políticas a lo largo de décadas ha dado pie a un exitoso modelo económico como es Panamá: Se trata de una economía que se ha ido tejiendo en torno a un eje canalero reforzado por una red de infraestructuras que conforma una red logística de puertos, aeropuertos, línea ferroviaria y carreteras.

Con los años esta vocación de servir competitivamente al comercio exterior se ha venido perfeccionando a través de un moderno Centro Bancario Internacional, una Zona Libre de Colón y otra serie de actividades conexas.

Todos estos factores convergen para crear una de las economías más modernas de la región. Desafortunadamente estos avances contrastan con el retraso que padecen zonas rurales indígenas que parecieran haber evolucionado al margen de esa otra Panamá.

Y es que mientras se han desarrollado políticas que han promovido el avance de una región, han carecido las políticas que logren una mayor integración de lo que algunos denominan las Tres Panamá, es decir la Panamá Urbana, la del interior (costa pacífico) y la indígena (costa atlántico).

DESIGUALDAD

Las estadísticas confirman este desbalance: la población urbana representa más del 60% de la población total pero genera casi el 90 % de la actividad económica.

Lo preocupante es que, de no tomarse medidas, por ejemplo se agravaría aun más la congestión vial y el acceso de la población a servicios básicos como agua, luz y alcantarillado. Una política efectiva consiste en inducir un mayor desarrollo en estas áreas no urbanas redistribuyendo parte de la inversión hacia ellas para facilitar la comunicación física y las telecomunicaciones.

Es decir, se requiere un Plan Maestro que refuerce en áreas estratégicas el desarrollo de infraestructura física que incluya el sistema de carreteras, el sistema de cabotaje (puertos internos), el mejoramiento de aeropuertos para vuelos internos e internacionales, así como el desarrollo de la red de agua potable, disposición de desechos sólidos y recolección de aguas servidas.

Otro aspecto pendiente es reforzar un modelo de gestión que se centre más en gobiernos municipales los cuales son más sensibles a los problemas de las comunidades.

Además, se necesita dotar a estas instancias de dos facultades, a saber: mejorar su capacidad gerencial para atender esas necesidades y aumentar sus recursos presupuestarios, lo cual demanda transferencias de fondo del Gobierno Central.

Por otro lado, las actividades del turismo que han revertido en parte este desbalance, pero se necesita que más panameños, y especialmente los de menor ingreso, se integren a este sector mediante la capacitación y formación de micro y pequeñas empresas dedicadas a la atención de los turistas que constituyen importantes ingresos. Así mismo, tendría que reorientarse el modelo agrícola buscando mayor integración entre la producción nacional y la demanda internacional para agregar valor a la actividad y elevar el ingreso de los productores mediante la promoción de las exportaciones.

Por último, en el aspecto de la integración de las comunidades indígenas se requiere una política de respeto hacia los valores de estos grupos, que se refuerce la calidad y cobertura de los servicios básicos como salud, educación, electricidad, agua potable, telecomunicaciones, para que puedan integrarse satisfactoriamente a la actividad económica con apoyo del Estado que podría canalizarse a través de las instituciones que impulsan las microempresas.