Temas Especiales

29 de Sep de 2020

Economía

Institucionalidad, la clave de la igualdad

El crecimiento es una de las concepciones básicas para el desarrollo. Pero debe tener dos características: la equidad —el principio de q...

El crecimiento es una de las concepciones básicas para el desarrollo. Pero debe tener dos características: la equidad —el principio de que los recursos deben llegar a todos— y debe ser sostenible.

Por ejemplo: de nada sirve crecer si eso ayuda a deteriorar el medioambiente. Debe haber un equilibrio en el desarrollo y en las necesidades de distribuir las riquezas y atacar así la pobreza.

¿Cómo se logra eso? A través de la institucionalidad, la efectiva, la que contribuye y asegura que se distribuirán los recursos a los pobres.

Esa institucionalidad tiene que garantizar que se va a mejorar la educación y la salud, porque de lo contrario, veremos que la economía crece y margina a grandes capas de la sociedad.

La intención es romper el círculo vicioso de la pobreza, mejorando al economía, la salud y la educación. Así los sectores más desposeídos podrán entrar, nutrir y oxigenar el círculo virtuoso del desarrollo. Es que es básico: a más educación y más salud, más desarrollo. El Estado debe prestar asistencia a través de sus instituciones a las capas marginadas. Pero ese refuerzo no puede ser populista. Debe ir incentivando entre los más necesitados la capacidad de autogestión, de que generen ingresos propios. La filosofía es ayudar a que ellos se ayuden.

ECONOMISTA