Temas Especiales

25 de Jan de 2021

Economía

Sin viviendas de bajo costo

PANAMÁ. La ciudad de Panamá se quedó sin espacio para la construcción de nuevas urbanizaciones, ahora el desarrollo migró al Norte, al O...

PANAMÁ. La ciudad de Panamá se quedó sin espacio para la construcción de nuevas urbanizaciones, ahora el desarrollo migró al Norte, al Oeste y al Este de la metrópolis. En medio de todo, las desarrolladoras han dejado de lado la construcción de viviendas de bajo costo (aquellas con un valor de hasta $35 mil).

Precisamente son estas las que se benefician al 100% de los incentivos que otorga el Gobierno.

Entre los factores que han llevado a los desarrolladores a enfocarse en proyectos de mayor costo están el valor del metro cuadrado, los elevados impuestos municipales, las normas de construcción, las alzas de los materiales de construcción y la mano de obra.

Ante este panorama, el Consejo Nacional de Promotores de Vivienda (Convivienda) presentará al Ministerio de Vivienda y Ordenamiento Territorial iniciativas para dinamizar el segmento.

Elisa Suárez de Gómez, directora ejecutiva del Convivienda, aseguró que actualmente no se están construyendo casas para el segmento de interés social, por lo que se deben tomar medidas coyunturales.

En el país hay un déficit de viviendas de 136 mil, según el censo de 2010.

Suárez de Gómez comenta que no se deben aumentar con regularidad los impuestos en general ni el valor del metro cuadrado, porque ‘la idea no es elevar el precio de las casas para que pasen al rango de interés preferencial’.

Las normas de construcción dictaminan que el costo de infraestructura de la barriada (calle, acera, parque, tanque séptico) sea parecido en todo tipo de urbanizaciones, sin importar en qué rango o valor de venta se ubiquen. El costo de infraestructura representa un 60% del valor de la compra residencial; mientras que la casa, el 40% restante, agregó la ejecutiva.

INICIATIVAS

Una idea que promoverá el Convivienda es que el Gobierno provea espacios urbanizados y las promotoras construyan solo las viviendas. Otra es que el Estado venda o licite sus terrenos para la construcción equis de una cantidad de casas. También funcionaría que se revisaran las normas para urbanizaciones de interés social para que no tengan las mismas características de las de interés preferencial, como exige la norma.

El valor del metro cuadrado en los distritos de Arraiján y La Chorrera, así como en el corregimiento de Tocumen, oscila entre $12 y $22, pero hace unos 10 años no superaban los $6. Solo en Arraiján hasta julio del 2012, unos 64 proyectos residenciales contaban con el aval de construcción, en los cuales se invierten más de $32 millones, generándole a ese municipio $1.1 millones.

Datos acumulados a noviembre 2012 de la Superintendencia de Bancos de Panamá revelan que el saldo total de viviendas asciende a $7,168 millones; de esta cantidad, $2,710.2 millones están bajo la ley de interés preferencial. Los $4,457 millones restantes no.

LEY PREFERENCIAL

Actualmente, la tasa de referencia del mercado local hipotecario se encuentra al 6%; lo que quiere decir que a los propietarios de casas cuyo precio de venta es hasta 35,000, el Estado les subsidia el 100% de ese interés, además de darle un bono del $5,000 de Fondo Solidario; lo que lo convierte en residencias de interés social. En tanto, a los propietarios de viviendas entre $35,001 a $65,000 el Estado les subsidia 4% del interés, por lo que el propietario paga 2% de su préstamo durante los primeros 15 de 30 años que duran los créditos.

El otro segmento es para viviendas de $65,000.01 a $120 mil, en las que el subsidio estatal es del 2%. En este caso el propietario paga el 4%.