Temas Especiales

04 de Jun de 2020

Economía

Inversión de MEC, protegida

PANAMÁ. El pasado 14 de enero, la Contraloría General de la República refrendó el contrato para la concesión del astillero de Balboa fir...

PANAMÁ. El pasado 14 de enero, la Contraloría General de la República refrendó el contrato para la concesión del astillero de Balboa firmado entre la Autoridad Marítima de Panamá (AMP) y el consorcio MEC Shipyards.

En el documento se establece que el contrato será por 20 años, periodo durante el cual el Estado recibirá $99.1 millones, que se repartirán en cánones de $250,000 mensuales, con aumentos anuales de 5%.

Sin embargo, la cláusula sexta del contrato indica que se podrán solicitar reajustes en el caso de que se produzca un ‘desequilibrio económico’. Además, se deja abierta la posibilidad de pactar nuevas cláusulas. El documento no establece parámetros para los ajustes.

Estos podrán ser solicitados por la empresa en casos que no sean imputables a ella y de ocurrir (los desequilibrios) posterior a la firma del contrato.

No lo podrá hacer en caso de huelgas, indemnizaciones laborales, aumento de impuestos o aranceles.

El contrato también establece que se revisará cada seis meses para comprobar si los hechos por los que se soliciten los reajustes persisten o se tendría que volver a la tarifa establecida.

El consorcio MEC Shirpyard está formado por las empresas integradas por Marine Engineers Corporation y MEC Balboa Shipyard, del grupo Kardonski, que se hicieron con el contrato.

Durante la licitación, el consorcio logró obtener los 50 puntos en la evaluación de crédito en el aspecto de precio; otros 20 en el precio de concesión y 21 de 30, en criterios técnicos. En total logró 91 puntos de 100.

La primera licitación se realizó en marzo pasado y para entonces, tras un error de forma, MEC fue descalificado. En aquel momento había ofrecido $150 millones. La comisión evaluadora terminó por descalificar a todos los participantes por fallas en la presentación de las ofertas, pero en la segunda oportunidad MEC Shipyards corrió con mejor suerte.

Marvin Castillo, hijo de Carolina Benavides, representante legal de MEC Shirpyards, fue miembro de la junta directiva de la Autoridad Marítima hasta diciembre de 2011.

La Estrella consultó a la AMP y a la empresa MEC Shipyards para conocer el alcance de la cláusula y cuáles parámetros la regirían a la hora de aplicarse; sin embargo, hasta al cierre de esta edición no se obtuvo respuesta.

Se conoció que en marzo de este año, el astillero de Balboa estaría recibiendo su primer cliente.