Temas Especiales

18 de Apr de 2021

Economía

Rescate evitaría reestructuración

NICOSIA. El paquete de ayuda que busca Chipre sólo daría alivio temporal ya que podría producir una fuga de capitales que colocaría al p...

NICOSIA. El paquete de ayuda que busca Chipre sólo daría alivio temporal ya que podría producir una fuga de capitales que colocaría al país más cerca de necesitar una reestructuración de sus deudas.

Mientras los funcionarios del gobierno luchan para asegurarse un acuerdo de rescate de 10.000 millones de euros ($12,900 millones), destinado principalmente a salvaguardar a los bancos del país, los gerentes de cartera de Aletti Gestielle SGR SpA, Fidelity Investments y Sanlam Private Investments dijeron que Chipre necesitará más apoyo.

El rescate, que todavía no ha sido acordado, exige que Chipre disponga recortes de presupuesto que representan el 4.5% del producto interno bruto.

Eso elevaría la proporción de deuda a producto interno bruto del país, que este año es del alrededor del 93%, y podría obligar a los funcionarios a buscar fondos en otro lado, dejando en peligro a los bonistas.

El precio de los bonos de 4.625% del gobierno de Chipre con vencimiento en febrero de 2020 era de alrededor de 67% del valor nominal ayer, por debajo del 80% del 15 de marzo. El rendimiento de los títulos trepó 3.4 puntos porcentuales a 12% esta semana.

La deuda está calificada por debajo del grado de inversión, o sea como basura, por Fitch Ratings, Moody’s Investors Service y Standard Poor’s.

Los ministros de economía de la zona euro el 16 de marzo propusieron un plan que incluía un impuesto sin precedentes a los depósitos bancarios chipriotas. La propuesta indignó a los chipriotas y forzó negociaciones que llevó a pedir, sin éxito ayuda a Rusia.

Ayer se informó que el Gobierno acordó con la ‘troika’ imponer una tasa exclusivamente a los depósitos bancarios superiores a los 100,000 euros de entre un 4% y un 20%.

La tasa del 20% se impondrá únicamente a los depósitos por encima de los 100,000 mil euros del Cyprus Bank, el mayor banco chipriota.

Para el resto de las entidades financieras, el gravamen será del 4%.

El acuerdo se alcanzó tras un día de reuniones entre la delegación de la ‘troika’ (Comisión Europea, Banco Central Europeo y Fondo Monetario Internacional), el Banco Central de Chipre y el Gobierno.