Temas Especiales

19 de Apr de 2021

Economía

Retos y desafíos para el año 2014

PANAMÁ. El objetivo de Panamá en los últimos años es y será el de asemejarse lo menos posible a la suerte que corre el mundo en general ...

PANAMÁ. El objetivo de Panamá en los últimos años es y será el de asemejarse lo menos posible a la suerte que corre el mundo en general en el aspecto económico. Su elevado crecimiento así parece mostrarlo.

Desde 2010 que el Producto Interno Bruto (PIB) del país decidió abrir las alas y separarse del vuelo que hacía casi en paralelo con el de la región de Latinoamérica y el Caribe.

El país enfrenta unas perspectivas económicas en su futuro inmediato casi envidiables, dirán quienes observen al país con telescopio.

Para quienes gocen de detallarla con mirillas de corta distancia encontrarán los detalles que la imposibilitan de asentarla en el palco de los esmerados primermundistas, del que muchos de los políticos del patio claman a sus anchas que es hacia donde está encaminada la economía.

Luego que el Foro Económico Mundial (FEM) repitiera en su reporte de competitividad global la posición que tuvo Panamá el año pasado (40), toca observar a mayor detalle los sectores de la economía en donde el país debe reforzar condiciones.

EL AGRO Y SU LASTRE

De los sectores de la economía que no terminan de elevar vuelo y que ‘todos aman especialmente en tiempos electorales’, es el agro. Para Úrsula Kiener (quien hizo la declaración anterior), presidenta de la Comision Agropecuaria de la Asociación Panameña de Ejecutivos de Empresa (Apede) Panamá no tiene política agropecuaria.

El mundo pide más y el agro produce menos, y Panamá le sigue los pasos a esta tendencia. De manera remarcada y sostenida.

El agro era un sector que en 1950 representaba el 25.4% del PIB en Panamá, retoma Kiener y en 2012 solo representó un 2.8%.

‘El acceso al crédito es difícil y la tecnología es obsoleta’ comenta Kiener y agrega que ‘se favorece la importación y los TPC (tratados de promoción comercial) nos hacen competir con países con fuertes subsidios y gobiernos que apuestan por tener seguridad y soberanía alimentaria’.

Mientras tanto, el ministro de Economía y Finanzas recién presentó ante la comisión de Presupuesto de la Asamblea Nacional el mismo que utilizará su cartera durante el año entrante: $607 millones. Sin embargo, el titular señaló que había ‘una política de austeridad del gasto’.

La Cámara de Comercio, Industrias y Agricultura de Panamá (CCIAP) se ha sumado a denotar los aspectos en los que el país deberá enfocar sus esfuerzos para el año entrante.

‘Temas como canasta básica, educación, seguridad ciudadana, competitividad y desarrollo sostenible e institucionalidad serán importantes’, señalaron los principales miembros del Centro de Estudios Económicos de la CCIAP, jornadas atrás cuando analizaron los retos que tiene el país por delante.

SERVICIOS AL REPUNTE

El sector de servicios, liderado por la Zona Libre de Colón (ZLC) y el Canal de Panamá, también enfrentan grandes retos para el año entrante.

La ZLC, pasa por jornadas difíciles. Entre la deuda que no recupera por parte de Venezuela y su hermético control cambiario y los colombianos que cobran los impuestos especiales a las importaciones provenientes de la zona franca panameña, Colón -y el país entero- espera por el fruto de las negociaciones con los bolivarianos.

El Canal enfrenta el reto de aumentar el tránsito de tonelaje por su vía interoceánica, mientras entra en la recta final de la ampliación que se prevé que esté lista para abril de 2015.

Finalmente, Nicolás Ardito Barletta director del Centro de Competitividad Nacional, respalda el optimismo con el que destacan los indicadores macroeconómicos a la economía local. Él dice que ‘nunca en la historia de panamá hemos tenido una oportunidad tan buena para sostener el crecimiento a futuro como la que tenemos ahora’.

Sin embargo, destaca que ‘(debemos) seguir mejorando los sistemas de salud, incorporar a ese 25% de nuestra población que todavía es pobre. Necesitamos (alcanzar) el desarrollo humano, invertir mucho en nuestra gente, mejorar la calidad de la pertinencia de la educación en todo el país en todos los niveles’.