Temas Especiales

11 de Apr de 2021

Economía

Panamá, considerado mercado potencial para el turismo argentino

PANAMÁ. El desarrollo económico que está experimentando Panamá en los últimos años es una de las razones por las cuales Argentina está i...

PANAMÁ. El desarrollo económico que está experimentando Panamá en los últimos años es una de las razones por las cuales Argentina está interesada en promover sus productos turísticos en nuestro país, al cual desde hacer tres años considera un mercado ‘potencial’, es decir ‘un destino lejano donde no tenemos una presencia fuerte’. Así lo considera Diana Arias, capacitadora del Instituto Nacional de Promoción Turística (INPROTUR), quien dirigió el seminario de tu rismo argentino para operadores locales de esta industria, en el marco de Expo Turismo Internacional 2013, que desde el pasado jueves se realiza en el Centro de Convenciones Atlapa.

Por tercer año consecutivo, las autoridades argentinas en conjunto con operadores de turismo de ese país sureño, realizan en Panamá un seminario, que junto a su presencia en la feria turística internacional y los esfuerzos que hace su representación diplomática en el istmo, busca promover los diferentes destinos y productos ya consolidados y reconocidos, además de otros novedosos como las rutas del vino del sur de Argentina o los ocho centros de esquí que posee, que no solo son un atractivo en época de invierno, sino también en primavera y verano como turismo de aventura y ecológico.

Otra de las razones probablemente sea la crisis en la cual está inmerso el continente europeo, de donde proviene la mayor parte de los visitantes extranjeros a Argentina fuera de los países limítrofes que son su principal fuente de flujo turístico, que ha incidido en una contracción tanto en el número de visitantes como en el gasto realizado por estos en el primer trimestre de 2013, en comparación al mismo periodo en 2012, según datos de la Subsecretaría de Desarrollo Turístico de la Presidencia argentina.

De acuerdo con esta información, la reducción del número de visitantes residentes en países no limítrofes ha sido del 6.1% y su gasto ha bajado en 14% en relación a 2012, como resultado de la disminución del gasto total efectuado en especial por los viajeros europeos. Así 1,609,631 turistas llegaron en total en los primeros tres meses de 2013 y gastaron alrededor de $1,272 millones. De ese total, 549,927 viajeros correspondieron a residentes en países no limítrofes quienes gastaron aproximadamente $688.1 millones en territorio argentino.

PANAMEÑOS HACIA EL SUR

De acuerdo con Diana Arias la presencia centroamericana, y con ella la panameña, está creciendo entre 1 y 2% por año y los puntos de interés para los visitantes de esta región son en primer lugar la oferta cultural de Buenos Aires, es decir gastronomía, teatro, shows de tango y museos, para después de cuatro días de permanencia en la capital buscar la Patagonia, con sus nuevas rutas del vino. ‘Sobre todo por la experiencia de pernoctar en las mismas bodegas y experimentar todo el proceso de fabricación del vino desde su misma génesis, enmarcados en los paisajes del sur argentino’, detalla la experta. Por supuesto que sin dejar de lado las rutas tradicionales del vino en las provincias de Jujuy, Salta, Tucumán, Catamarca, La Rioja, San Juan y Mendoza. Esta última provincia se encuentra entre las 8 grandes capitales vitivinícolas del mundo.

LO QUE SE ESPERA

La expectativa de las autoridades y empresarios turísticos de ese país, a partir del reciente lanzamiento del nuevo plan de marketing de sus atractivos, es llegar de los 5,700.000 visitantes anuales que tuvo en el año 2012 a 7 millones en 2015.

También para ellos es importante convencer a los panameños y demás visitantes centroamericanos de cambiar sus destinos de deportes de nieve que tradicionalmente los practican en Estados Unidos, Canadá o Europa, por los ocho centros de esquí diseminados desde la provincia de Mendoza hasta Tierra del Fuego a lo largo de la cordillera de Los Andes entre bosques, lagos y montañas.

Paralelamente los responsables de la industria turística argentina también continúan promoviendo sus productos ya consolidados como la Quebrada de Humahuaca al norte; el Parque Nacional Iguazú con sus inmensas cataratas; las misiones jesuíticas guaraníes¸los avistamientos de ballenas y pingüinos en la Península Valdés y el Parque Nacional Los Glaciares en el sur. Y por supuesto, faltaba más el tango para practicar y aprender y el mate (infusión de hierba propia de la región), la bebida nacional, para degustar.

LO NUEVO PARA VER

Y para demostrar lo rápidos e ingeniosos que pueden ser los argentinos, ni bien el Papa Francisco, originario de ese país, se sentó en la silla de San Pedro en marzo pasado, allí en su tierra al sur del continente americano se creó menos de dos meses más tarde un nuevo atractivo turístico: la ruta del Papa, un circuito de interés cultural y religioso por los lugares ligados a la vida y obra de Jorge Bergoglio, primer jefe latinoamericano de la iglesia católica que nació en la capital argentina, desde aquellos en los que estuvo cuando era niño hasta los que recorrió durante su actividad pastoral, incluyendo la peluquería donde se cortaba el cabello o el lugar donde compraba el periódico.