Temas Especiales

24 de Jan de 2021

Economía

Empresarios crean frente contra huelga

Las organizaciones se reunieron para discutir el impacto de un aumento salarial. Suntracs y Capac continúan las negociaciones

Empresarios organizan frente unido ante huelga obrera en la construcción. La Cámara Panameña de la Construcción (CAPAC) organizó ayer una reunión privada con líderes empresariales para definir su estrategia ante el paro organizado por el Sindicato Único de Trabajadores de la Construcción y Similares (Suntracs).

Representantes del consorcio Grupo Unidos por el Canal, promotoras de bienes raíces y empresarios como Herman Bern y Alberto Vallarino fueron algunos de los invitados. La reunión fue a puertas cerradas, pero antes de iniciar se anunció a los medios que se discutiría el avance en las negociaciones y el tema de aumento salarial.

‘No es posible proponer una nueva escala de salarios sin consultar con este grupo de empresarios, que son el sostén de la industria’, manifestó ayer, Eduardo Rodríguez, director ejecutivo de la Capac.

Rodríguez aclaró que la reunión no significaba necesariamente que se ofrecería una mejor propuesta salarial a los trabajadores.

RESPONSABILIDAD

El Suntracs asegura que las ganancias para los empresarios se han incrementado 337% en los últimos ocho años, mientras que el aumento salarial ha sido de solo 18%. Durante las negociaciones los obreros han llevado especialistas económicos para explicar las bases de su propuesta. Alegan que en los últimos dos días, la Capac no ha presentado una respuesta.

La Capac reconoce que sería ‘cómodo, pero irresponsable’ ceder a las peticiones de los trabajadores. Su preocupación, asegura, es que los panameños puedan seguir comprando casas y proteger la economía nacional.

‘A Capac le toca negociar la Convención Colectiva, pero sus efectos llegaran a distintos sectores económicos, y de los resultados que obtengamos depende el futuro de las actividades que desarrollamos’, señaló el gremio a través de un comunicado.

Al cierre de esta edición aún quedan por negociar un paquete de seis cláusulas económicas donde están incluidos el aumento salarial, la unificación del salario a nivel nacional y el pago de un salario especial en las megaobras.

INTERÉS PREFERENCIAL

‘Cualquier aumento desproporcionado de salarios en el sector construcción, causaría un aumento sustancial en el precio de las viviendas, y por tanto, un porcentaje muy alto de panameños no podrían comprar viviendas, incluso dentro del interés preferencial’, señala un comunicado emitido por el Consejo Nacional de Promotores de Vivienda (Convivienda).

El interés preferencial permite a los compradores de viviendas con un precio de hasta 120,000 dólares el beneficio de traspasar el pago de los intereses del préstamo al Estado en distintos porcentajes. De acuerdo a Elisa Suárez, directora ejecutiva de Convivienda el 75% de las ventas de viviendas en Panamá están dentro de este rango.

‘Si los trabajadores quieren un mayor salario está bien. Pero que sea un aumento que no perjudique la capacidad de comprar casas a su propia familia’, comentó Suárez.

Saúl Méndez, secretario general del Suntracs, dijo ayer en TVN que el alza en los precios responde a la especulación.

BIENES RAÍCES

Los contratos para adquirir una vivienda incluyen una cláusula que permite a los promotores subir el precio hasta un 5% debido a cambios en el precio de los materiales o el costo de la mano de obra. Los aumentos salariales propuestos obligarían a los promotores a superar este límite, creando conflictos.

‘La gente no va a seguir comprando. Los clientes de clase media se verán muy afectados ya que muchos no podrán tener acceso al interés preferencial’, explicó Katherine Shahani, presidenta de la Asociación Panameña de Corredores y Promotores de Bienes Raíces (Acobir).