Temas Especiales

22 de Jan de 2021

Economía

40% de las casas con interés preferencial

Casi la mitad de las hipotecas se financian con interés preferencial. Los precios topes han aumentado para alcanzar los niveles del mercado

40% de las casas con interés preferencial
Los compradores reciben subsidios del Estado en intereses por viviendas hasta 120 mil dólares.

Las casas y apartamentos financiados con interés preferencial benefician al 40% de las hipotecas.

Esa es la tendencia que reflejan las cifras de la Superintendencia de Bancos de Panamá (SBP) que, medidas desde 2006 hasta febrero de 2014, se han mantenido en un rango promedio anual de 40%.

El saldo total de la deuda hipotecaria en el 2013 ascendió a 93,954 millones de dólares, ubicando así a las viviendas de interés social en un nicho de mercado importante para los negocios de las empresas constructoras y el sistema bancario. De este total, 35,333 millones de dólares son subsidiados con el incentivo de interés preferencial.

MARCO LEGAL

El interés preferencial es el tramo entre la tasa de referencia y la tasa inferior a ella, que discrecional y efectivamente cobran los acreedores sobre cada préstamo hipotecario, según lo define la Ley 23, que regula la materia. Actualmente, existen tres rangos para intereses preferenciales. El primer renglón es para viviendas hasta 40 mil dólares, en cuyo caso el Estado asume el costo total de los intereses de la compra. El segundo grupo es para vivienda s de 40 mil a 80 mil dólares, para las cuales el Estado subsidia el 4% del interés. El tercer rango se encuentra entre 80 y 120 mil dólares, y el gobierno subvenciona el 2% de los intereses fijados por la banca.

¿EL REMEDIO FUE PEOR QUE LA ENFERMEDAD?

El gobierno instauró el interés preferencial con el objetivo de ‘reducir el déficit habitacional, lo que consecuentemente promovió soluciones de vivienda, el desarrollo de la construcción, y contribuyó al sostenimiento del nivel de empleomanía y política económica del país’.

Sin embargo, algunos expertos opinan que el interés preferencial es un arma de doble filo, porque al bajar el costo del financiamiento, puede aumentar el costo de la casa per se.

Como el mercado se nivela automáticamente, el aumento del poder adquisitivo que provoca la reducción de los intereses, contribuye, en parte, al alza en los precios de las viviendas.

Amauri Castillo, exsecretario general de la SBP, considera que habría que analizar otro tipo de incentivos, porque ‘si bien es positivo que el Estado promueva las soluciones habitacionales, se puede estar distorsionando el mercado’, prueba de ellos es que con el precio tope de 120 mil dólares con las condiciones de mercado actuales, solo se puede comprar una vivienda promedio en las afueras de la ciudad.

Como en Panamá el crecimiento es sostenido, las tasas de interés se mantienen relativamente estables. En cambio, los precios de venta de las viviendas han aumentado considerablemente, alejándose cada vez más de los costos de construcción.

Para Katherine Shahani, presidenta de la Asociación Panameña de Corredores y Promotores de Bienes Raíces, el interés preferencial ‘ayuda mucho, tanto al promotor como al consumidor final’. La ejecutiva atribuye el alza de los precios de las viviendas al aumento de los costos, entre ellos, la mano de obra.

‘Si se incrementan los precios de las viviendas por la huelga, el interés preferencial no va a tener la misma efectividad, y eventualmente el aumento del tope de 120 mil dólares podría ser una estrategia a considerar’, dijo.