Temas Especiales

20 de Jan de 2021

Economía

Tecnología en marcha para mitigar carencia

El problema de acceso a agua potable se ha convertido en un flagelo a nivel mundial.

Tecnología en marcha para mitigar carencia
Cerca de 200 millones de personas pasan hambre en el país asiático, según la fundación Navdayna.

El problema de acceso a agua potable se ha convertido en un flagelo a nivel mundial.

Los países más vulnerables son los pobres, o llamados subdesarrollados, habitualmente sobrepoblados y con alta tasa de desempleo e informalidad.

CASO

Cada mañana desde temprano, miembros de comunidades en Nueva Delhi, India, salen a la calle con contenedores para conseguir agua potable para sus familias. El recurso proviene de un tanque móvil que el gobierno envía de forma gratuita, según reportó el portal consumodeagua.com.

Cada uno de estos individuos, además de llevar el contenedor, lleva una manguera para abastecerse de agua desde el interior del carro cisterna.

Sólo tienen unos minutos en lo que el tanque se detiene, para tomar rápidamente toda el agua que puedan.

Para muchos, esta la única manera de conseguir agua limpia para sus casas, ya que no cuentan con otra forma de suministro.

Si algún día no pasa el camión cisterna, tienen que esperar al siguiente día.

La Organización de la Salud estima que 97 millones de indios no tienen acceso a agua limpia, y recurren a contenedores de agua del subsuelo que están contaminados, contrayendo enfermedades como diarrea, e-coli, tifoidea, entre otras.

Según cifras de Unicef, el 88% de la población en India tiene acceso a agua potable, pero la mayoría de este porcentaje lo hace a través de los tanques, en horas determinadas y controladas.

ATM DE AGUA

Debido a esta problemática se creó un innovador sistema de despacho de agua, parecido a un cajero automático, el cual proporciona agua potable a la gente de estas zonas.

Por el equivalente a cinco centavos estadounidenses, esta máquina dispensadora dará 20 litros de agua al consumidos, ofreciendo una alternativa a las personas que no tienen acceso físico al vital líquido las 24 horas del día.

El sistema funciona con una tarjeta que se coloca en un lector electrónico y se acomoda el recipiente por debajo, al pulsar el botón los habitantes pueden obtener el líquido.

El sistema es sin duda una muestra de lo necesario que es implementar tecnologías que faciliten servicios y disminuyan problemas sociales y ambientales tan fuertes, como lo son la escasez de agua en esta, y otras zonas del país oriental.