Temas Especiales

28 de Oct de 2020

Economía

Los BRICS y el nuevo orden económico

Los cambios al sistema actual no solo son posibles, son una necesidad inminente

Con el advenimiento de la creación de nuevos organismos de integración se están dando los pasos requeridos desde hace décadas para el logro de un nuevo orden económico mundial que cada vez se hace más necesario. El mundo actual, conformado por jóvenes, maduros y viejos cada vez con menores oportunidades de empleo y más empobrecidos —empezando por los países de la Unión Europea— son la demostración más fehaciente del fracaso del sistema imperante.

¿Por qué y para qué se crearon las políticas neoliberales y la globalización? ¿Para quién se ha dado la apertura de mercados? La falta de eficiencia en las potencias ha aumentado el dumping con el cual compiten, deslealmente, en la apertura de mercados. ¿Para quiénes han sido las ventajas y conveniencias?

La conformación de grupos de integración progresistas en América, ha dado con la creación de los llamados BRICS, que en su conjunto son la potencia mundial real más importante y que están marcando el camino frente al descalabro del grupo tripolar —EEUU, UE, Japón— agotado, confrontador, endeudado y despilfarrador. A pesar del terreno minado y la telaraña que amenaza con enredarlos, no dan -ni pueden dar— sigzagueo ni marcha atrás. Están demostrando que los cambios que impulsan son necesarios y positivos para la humanidad.

Es un tema sobre el cual he venido insistiendo y refiriéndome desde hace 5 décadas, planteando la necesidad de la creación y el fortalecimiento de las iniciativas de integración desde el río Bravo hasta la Patagonia, así como la creación de organismos nuevos libres de dominio e influencias externas anacrónicas. El paso que han dado China y Rusia con su protagonismo de avanzada en América, Medio Oriente y África e integrándose en los BRICS, tiene mucho que ver con las experiencias en la economía política de su pasado reciente, por la práctica de estas en su trayecto al socialismo. Brasil, exitoso en los cambios introducidos por el llamado ‘gobierno de izquierda’ de Lula y, la India y Sudáfrica, por los cambios introducidos luego del triunfo del pueblo liderado por Ghandi y la llegada del gran Madiba (Mandela). Ambos países fueron víctimas, sufriendo los rigores de uno de los peores regímenes colonialistas aún existentes en el mundo. Negarlo es una aberración.

Bretton Woods fue la estocada a una era que dio paso a otra más ambiciosa. La humanidad, en su mayoría está conformada por pobres en caída libre, lo comprueban inclusive las estadísticas de la ONU. La pobreza cada vez es mayor y la riqueza cada vez más concentrada. Error garrafal. Todo esto no se arregla con buenas intenciones sino con buenas acciones y voluntad para realizarlas. Los organismos financieros y de comercio exterior siempre están en las mismas manos y con las mismas políticas y prácticas.

El BID, el Banco Mundial, y el FMI ¿Quiénes y cómo los manejan? ¿Por qué han venido fracasando la ALALC y el Grupo Andino (CAN)? ¿Por qué se petardea y desestabiliza Unasur (Mercosur) y CELAC tratando de crear ALCA y la Alianza del Pacífico? El hombre se ha convertido en el peor depredador de la creación y así lo denuncia Francisco, el papa de los pobres. Al fin se crea un nuevo y auténtico Banco de Desarrollo que NO esté sujeto a los grandes intereses internacionales. Todos estos cambios NO solo son posibles, SON necesarios, si, realmente, se quiere avanzar en desarrollo y justicia social mundial.

ANALISTA INTERNACIONAL