Temas Especiales

22 de Oct de 2020

Economía

Tecnología y medicina se dan la mano

Los centenares de asistentes analizan cuestiones como los errores médicos

Medicina y tecnología se fusionan esta semana en la conferencia TEDMED, en la que se aborda desde la importancia del humor para la salud hasta dispositivos informáticos para evitar fracturas de cadera en personas mayores.

El evento de tres días, que se realiza de forma simultánea en San Francisco y Washington, atrae a más de 65 ponentes, entre ellos 22 médicos, ingenieros, expertos en temas de salud global y artistas, como el cubano Gerardo Contino, que actúa en hospitales para alegrar la vida a los pacientes.

Los varios centenares de asistentes analizan cuestiones como los errores médicos, las adicciones, el efecto placebo, las madres de alquiler, la venta de órganos, el derecho a morir o la necesidad de desarrollar dispositivos baratos que puedan salvar vidas. Drew Lakatos, ingeniero y consejero delegado de ActiveProtective, es uno de los asistentes.

La empresa ha desarrollado sensores tridimensionales que diferencian entre movimientos humanos normales y aquellos que indican inestabilidad que puede conducir a una lesión. Esos sensores permitieron la fabricación en marcha de prendas especiales, que llevan incorporados pequeños ‘airbags’ y se activan antes de que se produzca la caída. El dispositivo, una especie de cinturón que se puede usar por encima o debajo de la ropa, y que estará disponible en el mercado el próximo año, busca impedir lesiones comunes y fatales entre las personas mayores como las fracturas de cadera.

‘Las pruebas que hemos realizado indican que el impacto de la caída disminuye en un 90%, más que suficiente para impedir que las personas mayores se rompan la cadera’, explicó Lakatos.

El empresario espera que el artefacto, que lleva incorporados unos cartuchos que deberán reemplazarse después de cada caída, esté disponible en Europa, Asia e Israel, además de Estados Unidos.

TEDMED cuenta también con la presencia de mujeres emprendedoras como Elizabeth Holmes, una ingeniera de 30 años y presidenta de Theranos, una empresa que busca revolucionar los análisis de sangre y los diagnósticos médicos.

‘Muchos de los problemas de salud que abordamos en nuestro país son completamente manejables si se descubren a tiempo"’, explicó Holmes.