22 de Feb de 2020

Economía

El mercado de ‘laptops’ sigue cojeando

Se trata del noveno descenso en los envíos mundiales de PC registrado en los últimos 10 trimestres

El mercado de ‘laptops’ sigue cojeando
Los teléfonos inteligentes están quitándole espacio a las computadoras y ordenadores personales.

El mercado de computadoras personales sigue en problemas, pese a algunos signos de recuperación en varios mercados clave.

Las ventas de PC en el tercer trimestre del año remontaron en Estados Unidos y la Europa occidental. Sin embargo, siguieron cayendo en China, Japón y otros países asiáticos, donde más gente con tabletas y smartphones parecía ver pocos motivos para comprar computadoras portátiles y de sobremesa.

Estos dos escenarios dispares se reflejaron en dos estudios separados publicados el miércoles por las firmas de investigación International Data Corp (IDC) y Gartner Inc.

IDC estima que los despachos de computadoras personales en los tres meses terminados en septiembre ascendieron a 78.5 millones de unidades, un descenso del 2% respecto al año anterior. Gartner calculó las ventas mundiales en 79.4 millones de unidades, menos de un 1% menos que el año pasado.

Se trata del noveno descenso en los envíos mundiales de PC registrado en los últimos 10 trimestres, una caída impulsada por la creciente popularidad de los dispositivos móviles para trabajar, entretenimiento, información y comunicaciones.

El declive ha empezado a reducirse ahora que la mayoría de la gente que quería una tableta y podía permitírsela ya la tiene, especialmente en Estados Unidos. Ese fenómeno ha dañado a Apple Inc, que vio bajar los envíos de iPad un 13% en la primera mitad del año.

‘La atención de los consumidores está volviendo despacio hacia las compras de PC’, dijo Mikako Kitagawa, analista de Gartner.

Sin embargo, la industria de computadoras sigue sin pisar terreno firme porque buena parte de la demanda del mercado es de portátiles más asequibles como el Chromebook de Google.

Los precios para esas máquinas ligeras pueden ser inferiores a 200 dólares. Los estrechos márgenes de estos dispositivos pueden disuadir a algunos fabricantes de permanecer en el mercado, advirtió Jay Chou,