Temas Especiales

15 de May de 2021

Economía

¡Un consumidor informado tiene poder!

Pese a que el eslogan tiene sentido común, de nada sirve si los individuos no lo aplican

¡Un consumidor informado tiene poder! Fue una frase que se hizo popular en un encuentro de funcionarios de Acodeco que se realizó alrededor del año 2008 el cual tenía como objetivo fijarnos los planes de acción y metas para los próximos siete años.

De allí surgieron muchos compromisos institucionales con esta frase famosa que acompaña la gestión de Acodeco y que cada consumidor panameño debe internalizarla al momento de adquirir un bien o servicio. Está de más decirles que este lema no es fruto de la casualidad, todos los funcionarios coincidimos en pensar que al consumidor de ayer como al de hoy, lo que le falta es información, es por eso que a una sola voz fuimos categóricos en afirmar que si ofrecíamos más información, el consumidor estaría en mejor posición para tomar sus decisiones a futuro.

En miras de ese objetivo, la institución se esfuerza diariamente por buscar y suministrar al consumidor toda la información que le sea posible, a través de nuestra página web , prensa, radio, televisión le indicamos al consumidor cuáles son sus derechos, brindamos encuestas mensuales de canasta básica (50 productos), la canastita (15 productos), encuestas de combustible, medicamentos, notas técnicas y estudios de mercado, entre otras cosas. Igualmente informamos la cantidad de quejas de los consumidores, diseñamos el carrito de ahorro virtual, que está en nuestra página web para que los consumidores puedan simular las compras y vean dónde le saldría más barato por corregimiento. Diseñamos al tabla del score de las empresas inmobiliarias más multadas y los proyectos con mayor cantidad de quejas, en fin brindamos al consumidor una gama de información para que al momento de realizar su compra tenga parámetros de comparación.

No obstante, esta información no tiene mayor sentido si el consumidor no la utiliza; si al momento de hacer sus compras no consulta precios previamente y sigue tomando decisiones desde la emoción y no desde la razón; será tiempo perdido levantar cantidad de datos que lo único que buscan es que el consumidor mejore su calidad de vida, pero que sí no se utiliza se desperdicia el tiempo, recursos y no mejora su situación.

El consumidor debe entender, lo que hace muchos años entendieron los funcionarios de todos los niveles de Acodeco, que los consumidores debían tener información para poder combatir desde las prácticas incorrectas de los comerciantes, hasta poder tomar decisiones de consumo acertadas.

‘Un consumidor informado, tiene poder’, no es una frase de marketing tiene un profundo significado para nosotros, detrás de ella hay mucho esfuerzo y horas hombres empeñados en darle al consumidor todo lo que esté a nuestro alcance para que pueda hacerla realidad; no es una frase vacía, todo nuestro engranaje y plan institucional está comprometido a hacerla realidad, transparentar la información y darla a conocer es la mejor manera de darle valor a este lema. Así es que cuando veas nuestras encuestas y toda la información que brindamos, úsala hay mucho trabajo detrás de ellas.

ADMINISTRADOR GENERAL DE LA ACODECO