Temas Especiales

03 de Dec de 2020

Economía

Lejos del lujo, prosperan las artesanías alemanas

Las artesanías tradicionales con motivos navideños para la decoración de árboles dejan unos 62 millones de dólares

Lejos del lujo, prosperan las artesanías alemanas
Las artesanías elaboradas con métodos antiguos son atractivas.

Los fabricantes alemanes de decoraciones navideñas tradicionales de madera no se han apartado de lo que ya es un éxito comprobado, ignorando los Santas ostentosos que cantan y los renos que bailan en sus artesanías talladas a mano.

Esa estrategia está dando sus frutos en tanto las artesanías de más de 300 años, únicas de los montes Metálicos en el este de Alemania —una zona pintoresca salpicada de castillos y fortalezas que forma una frontera natural entre el país y la República Checa—, nunca se han demandado tanto. La artesanía es una actividad esencial de los mercados de Navidad y vendido en todo el mundo.

Preservada durante el comunismo como una fuente de divisas, las ventas de los ornamentos del árbol de Navidad, los cascanueces y las pirámides navideñas iluminadas con velas en la región alemana de Erzgebirge se han duplicado desde la reunificación en 1990, alcanzando unos 50 millones de euros (62 millones de dólares) al año. La próspera industria, que se remonta al siglo XVII, da empleo directo a unas 2,000 personas y está en contraste con otras artesanías tradicionales, como el cristal de Murano de Venecia que lucha por sobrevivir en tanto las imitaciones baratas alejan a los clientes.

‘Las decoraciones navideñas artesanales son una manera de pisar el freno en nuestras vidas aceleradas’, dijo Dieter Uhlmann, director de la Asociación de Artesanos y Fabricantes de Juguetes de Erzgebirge, respecto al atractivo de los bienes de la región.

Los compradores se sienten atraídos por la artesanía que utiliza métodos de varios siglos atrás. Wendt & Kuehn, una tradicional fábrica fundada en 1915 en el pueblo de Gruenhainichen, sigue 40 pasos para hacer los emblemáticos ángeles de madera de la empresa con alas o ángeles más pequeños que sostienen instrumentos musicales.

ATRACTIVO TURÍSTICO

Hoy en día, Erzgebirge también atrae a viajeros de países tan lejanos como Japón en busca de adornos, y muchos de los castillos se han convertido en hoteles. En un domingo reciente, las calles en Seiffen estaban repletas de turistas comprando decoraciones.

Entre los visitantes estaban Niels Kiessling y Susi Weissbach, ambos de 25 años, que fueron con su hija de un mes de edad para comprar una pirámide de madera. Las pirámides navideñas, que tienen una hélice en la parte superior que gira con el calor de las velas en la base, son tan comunes en Alemania como los calcetines navideños en los Estados Unidos.

Un visto bueno a la modernidad es el uso de Internet, que los productores de Erzgebirge han adoptado con éxito para ampliar su base de clientes. El precio en línea en los Estados Unidos para las figuritas de ángeles de madera de Wendt Kuehn comienza en aproximadamente 25 dólares. Para todo lo demás, la tradición sigue siendo clave.

‘Nos encantan estas decoraciones porque las conocíamos desde niños y nos traen recuerdos maravillosos’, dijo Jacqueline Lorenz mientras pintaba pájaros de madera en el Werkstatt Leichsenring en Seiffen. ‘Es por eso que la gente las sigue comprando’.