10 de Ago de 2022

Economía

Incertidumbre rodea el sector construcción

Una política estatal para ordenar las construcciones en la ciudad capital amenaza el crecimiento de este importante sector de la economía

Los retrasos en la aprobación de los permisos se ha convertido en un riesgo que amenaza con agudizar la desaceleración que experimenta el sector de la construcción, uno de los pilares de la economía panameña.

Pedro Detresno, director de Pedros Bienes Raíces, describió la realidad a la que se enfrenta el sector construcción. ‘El panorama se torna cada vez más difícil y dudoso. Esto por los problemas burocráticos en el sistema gubernamental para la aprobación de los planos de construcción , tanto en Ingeniería Municipal como en el Ministerio de Vivienda y Ordenamiento Territorial’.

Por su parte, Roderick McGowen, presidente de la Cámara de la Construcción (CAPAC), confirma estos problemas. ‘Los proyectos y la inversión existen, pero se mantienen los problemas con los trámites en la dirección de ingeniería municipal, lo que está causando una tendencia a la baja’.

Para que tengamos una idea para aprobar un anteproyecto y unos planos finales se toma casi un año de retraso, entre 10 y 11 meses’, explicó Detresno.

Datos de la Contraloría indican que aunque la expedición de permisos creció un 10% entre enero y noviembre, hay una desaceleración del crecimiento de casi 20% un 20% con respecto a años anteriores. (Ver tabla).

La situación es delicada porque en los últimos tres meses hubo una debacle en los permisos de construcción, señaló Detresno. ‘Los inversionistas están dudando seriamente en invertir en el sector construcción porque no tienen incentivos, agilidad de que les tramiten sus documentos para que puedan empezar sus proyectos’, agregó el experto en Bienes Raíces.

La situación está paralizando el sector de la construcción y causando una honda preocupación porque no sólo la industria está siendo golpeada sino también la mano de obra de este sector, añadió Detresno.

POLÍTICA DE ESTADO

El impacto económico que representan los retrasos en la aprobación de los permisos aún no se ha podido medir. Sin embargo, hay promotores e inversionistas que aseguran que tienen 10 meses de estar esperando planos y no pueden empezar las construcciones ni contratar personal, señaló una experta del sector que pidieron no ser citados.

Este problema es consecuencia de una nueva política gubernamental que busca ordenar el desarrollo de las construcciones. ‘Que se hagan de una forma ordenada para que no se ponga en riesgo la seguridad de los ciudadanos’, dijo Raisa Banfield, vice alcaldesa de la ciudad capital.

Banfield, quien es también arquitecta y ambientalista, aseguró que con el ordenamiento de las construcciones se podrán evitar las innudaciones, que ya es algo que se ha vuelto común y corriente en el país durante la época de lluvias.

LA ESPERANZA

A pesar de los contratiempos, el sector confía en que la política estatal para impulsar las viviendas de interés social serán el nuevo nicho de mercado que ayude a compensar las pérdidas que se están produciendo como consecuencia de los retrasos de los permisos de construcción.

El Gobierno espera construir 70 mil viviendas de interés social en los próximos cinco años con una inversión de $95 millones.