Temas Especiales

02 de Apr de 2020

Economía

Acuerdo para implementación sigue sin firma

Esta ley busca, mediante un registro, que las instituciones financieras extranjeras del mundo ofrezcan un reporte anual de los clientes

Acuerdo para implementación sigue sin firma
Líneas de tiempo.

El acuerdo entre los Gobiernos de Panamá y Estados Unidos para la implementación de la ley de cumplimiento tributario de cuentas extranjeras (FATCA, por sus siglas en inglés) sigue sin firma, indicó el presidente de la desarrolladora de soluciones inteligentes Multitek, Daniel Bettsack.

Pese a ello, por el avance que muestran las negociaciones se acordó tratar a las instituciones financieras panameñas como si ya se hubiera firmado el documento, para permitirles seguir operando de manera normal sin ser sujetos de retenciones en la fuente, siempre y cuando empiecen a reportar, el 1 de septiembre de este año, detalles de cuentas de clientes asociadas con estadounidenses.

Esta ley busca, mediante un registro, que las instituciones financieras extranjeras del mundo ofrezcan un reporte anual de los clientes que son ciudadanos y residentes de Estados Unidos.

Bettsack destacó que cerca de mil empresas panameñas tienen que implementar la ley FATCA y que desde julio de 2014 la mayoría de los bancos ha adoptado procedimientos para preguntar por la ciudadanía del cliente al momento de abrir una cuenta.

‘Con esto se han preparado para satisfacer las necesidades parciales de la primera fase de implementación de la regulación de FATCA, quedando pendiente la preparación de la información en el formato requerido por IRS, una agencia del Tesoro de los Estados Unidos o la Dirección General de Ingresos', advirtió Bettsack.

Según el representante de Multitek, quedarían también pendientes los procesos asociados con la revisión de la cartera de clientes existente; es decir, todos los clientes y cuentas abiertas antes del 1 de julio de 2014, conocidos como ‘debida diligencia'.

Por su parte, el director regional de Soluciones Financieras, Jesús Sosa, manifestó que en un futuro cercano los bancos e instituciones financieras tendrán que extender sus procedimientos de ‘conozca a su cliente' y ‘debida diligencia' para identificar la ciudadanía o múltiples ciudadanías de sus cuentahabientes para poder reportar a la Dirección General de Ingresos o a su autoridad homóloga en el exterior.