Panamá,25º

21 de Jan de 2020

Economía

BCE, pesimista ante previsiones de la zona euro

Por otro lado, el BCE espera un crecimiento en la zona euro del 1.4% este año (contra 1.5% en sus anteriores previsiones), de 1.7% en 2016

BCE, pesimista ante previsiones de la zona euro
El BCE mantiene estable la tasa clave de interés en 0.05%, informó un portavoz del banco.

El Banco Central Europeo (BCE) redujo, ayer, sus previsiones de inflación y crecimiento en la zona euro para 2015, 2016 y 2017, y se declaró dispuesto ‘si fuera necesario' a acrecentar su acción en materia de política monetaria.

De vuelta de vacaciones, el BCE celebró, el miércoles y jueves, su reunión de política monetaria en un contexto ensombrecido por las incertidumbres en China y el reciente encarecimiento del euro.

La reunión del BCE se produjo, además, un día después de que el Fondo Monetario Internacional (FMI), preocupado por una economía mundial lastrada por la ralentización china, exhortara, el miércoles, a todos los bancos centrales a mantener políticas monetarias flexibles.

En las esperadas previsiones de sus economistas, el BCE auguró un alza de precios de 0.1% en 2015, 1.1% en 2016 y 1.7% en 2017, contra +0.3%, +1.5% y +1.8%, respectivamente, en su anterior previsión.

En conferencia de prensa, el presidente del BCE, Mario Draghi, advirtió, incluso, que la inflación en la zona euro puede entrar en territorio negativo en los próximos meses, pero que ello sería un fenómeno temporal.

‘Podríamos ver (cifras) de inflación negativas en los próximos meses', pero se deberán esencialmente a ‘efectos temporales vinculados al precio del petróleo', que sigue alrededor o por debajo de los $50 el barril, declaró Draghi.

Por otro lado, el BCE espera un crecimiento en la zona euro del 1.4% este año (contra 1.5% en sus anteriores previsiones), de 1.7% en 2016 (contra 1.9%) y 1.8% en 2017 (frente a 2%).

Ante esas perspectivas de muy baja inflación y lánguido crecimiento en la región, Draghi aseguró que ‘no hay límites' para la institución en su actuación en materia de política monetaria, salvo los impuestos por su mandato, como el que le impide financiar directamente a los Estados miembros.

‘No hay especialmente límites en la capacidad del BCE para ampliar el ámbito de su política monetaria' dijo.