La Estrella de Panamá
Panamá,25º

18 de Oct de 2019

Economía

Monedas pequeñas representan gran problema en China

El plan de China para sustituir los billetes de un yuan con monedas podría ser una bendición para las alcancías del país

Las autoridades están buscando reemplazar los billetes por monedas por razones ambientales.

El plan de China para sustituir los billetes de un yuan con monedas podría ser una bendición para las alcancías del país, pero muchos comerciantes pequeños se quejan de una reserva exagerada de monedas de las cuales no pueden disponer.

Muchos bancos chinos ya tienen problemas para reciclar las monedas con un valor menor a un yuan (0,15 dólares) debido a la falta de máquinas contadoras, así que hay temores de que la llegada de más monedas agrave la situación.

El adiós a los billetes verde oliva se volvió definitivo luego de que el vicegobernador del Banco Popular de China, Chen Yulu, dijera el lunes que las monedas sustituirán a los billetes de un yuan en todo el país.

Cinco ciudades en la provincia de Shandong han comenzado programas piloto y los resultados decidirán el plazo para la reforma nacional.

China tiene en circulación un gran volumen de billetes de baja denominación, incluidos los de un yuan, de cinco jiao (medio yuan) y de un jiao (un décimo de yuan).

Las monedas, que se cree son más limpias y más amigables con el ambiente, ya sustituyeron al jiao en Shandong y muchas provincias del sur.

Pero no todos son fanáticos del dinero metálico. Los clientes en un mercado de alimentos en la ciudad de Hangzhou, en la provincia de Zhejiang, dijeron a los reporteros de Xinhua que odian cargar monedas, porque ‘vuelven a los bolsillos abultados y pesados'. Como resultado, los vendedores ambulantes y propietarios de comercios dicen que los clientes a menudo dejan las monedas en sus manos y se rehúsan a aceptarlas. "Algunas veces mis clientes sólo me dicen que me quede con el cambio", dice Yang Ping, un vendedor de vegetales. Yang Jianzhong, propietario de un puesto de pescado, dijo que en el último año ha juntado cinco bolsas de monedas, con un peso de 10 kilogramos.

‘En ellas hay al menos 400 yuanes , pero ¿cómo se supone que voy a gastarlas?', expresó. Los precios mayores, así como la popularidad de las tarjetas de crédito y de los pagos electrónicos han hecho crecer el rechazo a las monedas entre los consumidores. Hasta los bancos se rehúsan a recibirlas por el elevado costo de contar las monedas. Las solicitudes de cambiar 10 kilogramos de monedas por billetes, hechas por reporteros de Xinhua, que se hicieron pasar por clientes, fueron rechazadas en tres bancos de Hangzhou. "No tenemos máquinas contadoras de monedas, así que lo tenemos que hacer de forma manual. Tomará ocho horas que un cajero cuente y empaque todas estas monedas", dijo una empleada del banco.

Ella no rechazó por completo la transacción, pues eso está prohibido.