Temas Especiales

10 de Apr de 2021

Economía

Unos 500 barcos neopanamax han cruzado las nuevas esclusas del Canal

La ruta acuática se construyó para que pudieran pasar por la vía interoceánica buques que pueden transportar hasta 13000 contenedores

El portacontenedores YM Unity, de la naviera taiwanesa Yang Ming, se convirtió hoy en el buque Neopanamax número 500 en cruzar el canal de Panamá ampliado, inaugurado hace casi 6 meses.

El barco, que mide 335,7 metros de eslora (largo) y 42,8 metros de manga (ancho), es un Neopanamax construido en 2006 con capacidad para transportar 8.200 contenedores, indicó la Autoridad del Canal de Panamá (ACP).

El ensanche de la ruta acuática, que se inauguró el pasado 26 de junio, se construyó para que pudieran pasar por la vía interoceánica este tipo de buques, que pueden llegar a transportar hasta 13.000 contenedores, casi tres veces más que los barcos que pasan por las viejas esclusas.

En total, desde que se inauguró el ensanche han cruzado las nuevas esclusas 610 barcos de distintas dimensiones, 500 de los cuales son Neopanamx, precisó la ACP.

"Por estas nuevas esclusas también pasamos barcos de tamaño Panamax para aliviar el tráfico", indicó a los periodistas el presidente de la Junta de Inspectores de la ACP, Miguel Rodríguez.

El tránsito del YM Unity se retrasó cerca de tres horas debido a un fallo electrónico en el sistema de navegación del canal y el buque fue desviado de la ruta hasta que se solucionó el percance.

El YM Unity, que salió de Hong Kong (China) y se dirige a Charleston (Estados Unidos), cruzó las esclusas de Cocolí, en el Pacífico, sobre las 3:00 hora local (08:00 GMT) e ingresó en las esclusas de Agua Clara, en el Atlántico, a las 14:30 hora local (19:30 GMT), 4 horas después de lo previsto.

"Tuvimos un problema técnico con el equipo de navegación que utilizan los prácticos para hacer los esclusajes", explicó Rodríguez.

El canal de Panamá, por el que pasa cerca del 6 % del comercio mundial, une más de 140 rutas marítimas y 1.700 puertos en 160 países distintos.

La ampliación comenzó a construirse en el 2007 con un coste que ya asciende a 5.450 millones de dólares.

El principal proyecto de la obra, las nuevas esclusas, las construyó el consorcio Grupo Unidos por el Canal (GUPC), liderado por la española Sacyr.