Temas Especiales

02 de Dec de 2020

Economía

La titulación de los Derechos Posesorios, y el 'Otro Sendero'

En Panamá desde hace años existen los derechos posesorios, que dotaban de cierta estabilidad a los ocupantes de tierras vacías sin propietario declarado

En la década de los 80, asolaba al Perú una organización política de izquierda militante, guerrillera y combativa, conocida como Sendero Luminoso. Su objetivo, sustituir las instituciones democráticas peruanas por un régimen revolucionario comunista, basado en el campesinado.

En el otro extremo, un economista peruano Hernando De Soto escribe una obra que ha tenido un fuerte impacto en el mundo, en la cual analiza la informalidad, la pobreza urbana y campesina, y  evalúa como la informalidad se convierte en la salida económica que los más vulnerables buscan en ausencia de un mercado económico integrado en el cual pudieran encontrar un espacio. En esa misma obra, que Hernando le llama 'El Otro Sendero'.

La Respuesta Económica al Comunismo, nuestro autor al cual tuve el honor de conocer en México, articula un análisis sobre las potencialidades económicas que existen aún en la informalidad, y establece pautas y recomendaciones que sirvieron de base a extensos e intensos programas de financiamiento para el desarrollo para estos segmentos. Algunos tuvieron éxito, otros menos, y algunos no prosperaron. ¿Qué tiene eso que ver con los derechos posesorios en Panamá?

En Panamá desde hace años existen los derechos posesorios, que dotaban de cierta estabilidad a los ocupantes de tierras vacías sin propietario declarado, y de la cual derivaban el sustento, vivienda, etc. Entre las recomendaciones para empoderar a los invasores u ocupantes no legalizados de tierras, se encontraba el mecanismo de legalizar la tenencia de la tierra. En un país como Perú en el cual era notorio el caso de invasión de tierras, este mecanismo serviría para dotar de un patrimonio efectivo a los campesinos, que podrían obtener el financiamiento que los bancos le negaban justamente por carecer de la base de capital necesaria para convertirse en sujetos de crédito.

En Panamá en años recientes se ha legalizado un procedimiento para que los ocupantes de tierras sobre las cuales no poseen títulos de propiedad, pero si pueden a través de los mecanismos establecidos reclamar un derecho posesorio, puedan escriturarlo y convertirlo en un activo fijo y una base de capital.

¿Qué ha ocurrido en otras latitudes? según algunas informaciones, la titulación de tierras ha sido llevada a cabo en muchos países, dotando a los ocupantes de la misma de seguridad jurídica, sobre todo en el tema de vivienda. Aunado a programas de financiamiento o subsidio a viviendas populares, se ha logrado mejorar la vida de muchas familias.

En el campo no ha sido igual. La titulación no fue suficiente para lograr que, aparte de los bancos estatales o cooperativas, el financiamiento a pequeños productores, muchos de subsistencia, lograsen romper y escapar al círculo asfixiante de la pobreza.

¿Qué ha sucedido en Panamá? La titulación de derechos posesorios se ha convertido en una forma de que tierras interesantes sobre todo en ribera de playas beneficiadas por un creciente turismo, hayan sido legalizadas y traspasadas a grupos empresariales o económicos poderosos.

Los ocupantes o tenedores de los derechos posesorios, eventualmente terminan llegando a las ciudades, donde eventualmente amenazarán con deforestar tierras, ocuparlas, afectar las reservas acuíferas de la Cuenca del Canal. Y a empezar nuevamente, a titular otras tierras invadidas.

Vale la pena esa titulación de derechos posesorios? A quién beneficia? Es consistente con los objetivos de desarrollo, si es que existen, del país?