La Estrella de Panamá
Panamá,25º

16 de Oct de 2019

Economía

Factores externos que afectan logros de las pymes

La mentalidad y motivación del empresario es fundamental para lograr el éxito en los negocios

Muchas gracias por sus comentarios en el pasado artículo que explicaba de manera breve ‘¿Qué nos hace falta para estar preparados con China?, acotaciones acertadas que impiden ese acercamiento y, por supuesto, que la economía panameña no tenga esa dinámica comercial que se requiere.

Quiero compartirles una de las diversas situaciones que a menudo se ve en los empresarios y que buscan ciertas alternativas para seguir adelante.

Siempre se cuestionan qué oportunidades de mejora se debe implementar en la empresa. ¿Por qué no he crecido lo suficiente? La competencia esta dura, y así van saliendo otras cosas que pueden ser ciertas o no.

Muchos empresarios o emprendedores están sumergidos en su burbuja, en su día a día y tal vez no han tomado la suficiente conciencia de observar verdaderamente lo que pasa en el negocio y que les afecta:

He aquí algunos puntos a considerar:

1. Ponerte el sombrero de dueño de empresa y no de administrador.

2. Administre su tiempo de manera efectiva. Es decir, atienda asuntos que realmente requieran ser resueltos por usted de manera prioritaria; de lo contrario, delegue.

3. La situación económica no debe ser su principal excusa.

Todas las empresas pasan por las mismas etapas; lo que se debe hacer es innovar, planificar e ir adaptando nuevos modelos de negocio que ayuden al crecimiento del mismo.

4. Los números de su empresa hablan por sí solos, si usted no sabe interpretarlos, pregúntese ¿cómo va a reconocer las alertas o los potenciales riesgos de la empresa?

5. Cree o desarrolle un equipo de ventas.

6. Optimice los procesos.

Puede ser, de cierta manera y en pequeña proporción, que existan factores que impidan el crecimiento del negocio (economía, colaboradores, etc.), pero sí debemos empezar a reorientar el pensamiento de dueño de la empresa para que empiece a jugar su rol. Él no lo es todo para la empresa, pero es el motor.