La Estrella de Panamá
Panamá,25º

18 de Oct de 2019

Economía

Las calificaciones de riesgo y su significado

La calificación de riesgo refleja la capacidad de pago de la institución financiera a sus depositantes. Si es buena, quiere decir que el riesgo es menor

Las calificaciones de riesgo y su significado

La calificación de riesgo es una opinión independiente sobre la capacidad de una empresa o entidad de cumplir sus compromisos financieros en las condiciones establecidas, es decir, de pagar a tiempo sus deudas u obligaciones.

Se dice que son independiente porque estas calificaciones son emitidas por empresas especializadas en realizar estos análisis, mediante una evaluación económica y financiera de la entidad, donde las más reconocidas a nivel internacional tienen más de 100 años de trayectoria.

PUNTAJES Y USOS

Las calificadoras de riesgo tienen una escala que va desde la AAA como la nota de mejor calificación, siguiendo con la AA, A, BBB, y así sucesivamente, hasta llegar a la nota D, que denota ‘default' o incumplimiento de pago. Hay pocos casos donde la escala es ligeramente distinta a la señalada anteriormente pero existe una forma fácil de hacer la equivalencia.

Estas notas están asociadas al nivel de riesgo financiero de la entidad calificada, donde la AAA implica el menor nivel de riesgo, y éste se va incrementando en la medida que se baja de calificación dentro de la escala. Existen escalas o calificaciones de riesgo de corto y largo plazo, aunque el mercado usa como referencia el nivel de riesgo de largo plazo.

Las agencias calificadoras incluyen en las calificaciones de riesgo de largo plazo una perspectiva que indica cuál pudiera ser la tendencia de la calificación de riesgo del ente evaluado para los próximos 12 a 24 meses de mantenerse las condiciones económicas y del negocio durante el referido plazo, una perspectiva no expresa con total certeza que esa va a ser la tendencia de la calificación en el futuro porque las condiciones económicas pueden cambiar o la empresa puede hacer cambios estratégicos que modifiquen su posición en el mercado, lo que quiere decir que es una estimación del rating a mediano plazo.

COMO PAÍS, ¿DE QUÉ NOS SIRVE TENER UNAS BUENAS CALIFICACIONES?

El mantener una buena calificación de riesgo soberana implica una alta capacidad de pago y bajo riesgo, reflejando en una mayor estabilidad y solidez económica para atraer inversiones. En el caso de Panamá, esto le ha dado la capacidad de financiar grandes proyectos de infraestructura, incorporar nuevos actores en el Centro Bancario Internacional y la instalación de multinacionales.