La Estrella de Panamá
Panamá,25º

15 de Oct de 2019

Economía

Panamá debe apostar por educación técnica

Según el experto Roberto Artavia Loira, presidente de Incae Business School, el istmo debe invertir más en educación técnica y vocacional junto al sector privado

Hay que tener capacidad de adaptación frente a los cambios que vienen.

Panamá ha demostrado ser competitiva en los puertos marítimos, aéreos y comunicación, pero para que su economía avance debe capacitar a su capital humano en carreras técnicas y vocacionales. Lo anterior lo resumió el costarricense Roberto Artavia Loira, presidente de Incae Business School durante la cena inaugural de la Conferencia Anual de Ejecutivos de Empresa (CADE) 2018, que organiza la Asociación Panameña de Ejecutivos de Empresa (Apede).

Según el experto, el istmo debe ‘invertir mucho más en educación técnica, estudios superiores en áreas técnicas, vocacionales y científicas, porque ya hay suficiente personal en las ciencias sociales, y ahora, lo que el país requiere es activar los motores de producción'.

El representante del Incae comentó que el país necesita de ‘la educación técnica y vocacional de muy alta calidad creada en coordinación con la empresa privada', para garantizar el futuro, pues ‘si nos metemos a hacer una reforma del sistema educativo, que hay que hacerla, vamos a recoger los frutos en once o quince años'.

‘Panamá debe establecer carreras viendo hacia el futuro, capacitar a personas que manejen tecnología',

ROBERTO ARTAVIA LOIRA

PRESIDENTE DE INCAE BUSINESS SCHOOL

Es muy importante este tipo de educación, continuó, ‘pues a la vuelta de tres o cuatro años vamos a graduar los profesionales que se necesitan', dijo.

‘Panamá debe establecer carreras viendo hacia el futuro, capacitar a personas que manejen tecnología, desarrollo de marcas, manejo de distribución global, lenguas y la simplificación de los procesos. Para otros, es una mentalidad más de ingeniería y de participación en proceso que de administración, ya hay mucho capital humano en finanzas, mercadeo, recursos humanos o peor, derecho y sociología, que son los típicos de nuestro medio', mencionó el representante de Incae.

Uno de los requisitos para que la economía de Panamá siga creciendo es que financie (la reforma educativa), ya que se necesita un país que tenga los motores encendidos.

‘Panamá tiene una gran virtud de que aún en sus momentos más débiles de este siglo ha estado creciendo con cierto vigor y no hay ninguna razón para no hacerlo, es política educativa, no de falta de recursos financieros', argumentó quien formó parte del Comité Internacional Independiente de Expertos creado en Panamá en 2016 junto al nobel de Economía Joseph Stiglitz.

Artavia consideró que el Instituto Técnico Superior Especializado es una buena plataforma, pero debe ser ‘modernizada y acercada a los modelos que tiene Europa, Escandinavia, Corea del Sur y otros, y que son mucho más dinámicos no sólo en la forma que capacitar a la gente, sino también hacerlo con miras a la economía del futuro, no para la economía existente de hoy, y hacer alianzas con la empresa privada, respondiendo a necesidades verdaderas de los sectores productivos'.

La opinión de Artavia es compartida por el titular del Ministerio de Economía y Finanzas, Dulcidio de la Guardia, quien señaló que ‘tenemos retos importantes hacia adelante, debemos seguir trabajando en mejorar la competitividad de nuestro recurso humano —el activo más valioso— sobre todo en la próxima generación, que debe estar preparada para enfrentar retos de las nuevas tecnologías con firmeza y tomar ventajas de las oportunidades que van a prestar'.

En tanto, Héctor Cotes, presidente de la Apede, manifestó que ‘necesitamos entender cómo Panamá tendrá un crecimiento inclusivo y sostenible en educación, capacitación, estructura e infraestructura desde el punto de vista de nuestras instituciones. Aquí (en CADE) discutiremos sobre todas las nuevas tecnologías en fintech y blockchain , para ver qué paso adelante damos como país y seguimos creciendo todos juntos a la par con las regiones del país'.

Cotes recordó que durante el 2017, Panamá perdió ocho escalones en el Índice Global de Competitividad 2017-2018, elaborado por el Foro Económico Mundial que le llevaron a la posición 50.

Proyecciones de organismos internacionales como la Comisión Económica para América Latina (Cepal) indican que este año, la economía panameña crecerá 5.4%, la más alta de la región.