La Estrella de Panamá
Panamá,25º

14 de Oct de 2019

Economía

FECI, ¿comida o vivienda?

Los diputados devolvieron el 70% al Fondo, ahora se deben buscar otras fuentes para subvencionar viviendas

El comunicado publicado el pasado 17 de abril y firmado por el Superintendente de Bancos, Sr. Ricardo Fernández, refleja a cabalidad lo sucedido con el FECI (Fondo Especial de Compensación de Intereses). No obstante, en el último párrafo se quedó corto cuando no aclara que este fondo fue originalmente ideado para apoyar al desde entonces muy golpeado sector agropecuario , lo cual era el objetivo principal del programa y no para subsidios a otros rubros.

Comprendemos, Sr. Fernández, que al tener que cumplir con lo estipulado en la ley 448 este fondo no alcanzará para continuar subsidiando al sector construcción. He allí donde está el reto para los banqueros y gobernantes: buscar otra fuente de dinero para apoyar la construcción de viviendas de interés social.

Este fondo fue creado en la década de los 80 por políticos ‘visionarios' como Arturo Vallarino y Mario de Diego para apoyar al sector que más potencial tiene para generar ‘empleos dignos': el agropecuario .

Este sector ha sido la cuna de gran cantidad de panameños que estudiaron y viven ahora en la capital, gracias a los ingresos que sus padres obtuvieron de esta actividad. Esta medida se basa en el principio universal de solidaridad, basado en lograr que los sectores que más tienen apoyen a los más necesitados.

Con visión ‘populista', diferentes gobernantes desde el año 2009 empiezan a utilizar inconsultamente este fondo para diversos propósitos y subsidios. Si los gobernantes desean continuar los subsidios, deben buscar estos recursos de otras fuentes, sin perjudicar el agro.

Hace tres años, para corregir este abuso contra los productores, iniciamos un movimiento ante la Asamblea Nacional para eventualmente devolver al agro el 100% de este fondo, utilizando los medios que nuestro sistema democrático nos brinda (sin recurrir a cierre de calles ni acciones violentas, solo con la verdad en la mano). Nuestro cabildeo tuvo éxito, los diputados comprendieron nuestros argumentos y se alinearon con los productores al punto que por unanimidad, luego del veto presidencial, los diputados de todas las bancadas aprobaron por insistencia la ley 448, que devuelve al agro el 70% de este fondo.

A los funcionarios de la Superintendencia de Bancos les corresponde hacer cumplir la ley, abordando y buscando la solución en las instancias que años atrás propusieron su modificación (MEF, Presidencia etc.) para favorecer sectores que electoralmente les eran más convenientes.

La ley 448 (del FECI) pasará a la historia como aquella que devolvió el poder al pueblo y la credibilidad a las instancias legislativas donde reside el verdadero poder de los ciudadanos según nuestra Carta Magna. Mientras esto se respete, no todo está perdido en nuestro Panamá. En este caso los diputados han demostrado entereza, honestidad y valor para defender la voluntad de los productores, a pesar de las presiones que están recibiendo. El tema es: ¿Qué es más importante, comida o vivienda?

RECTORA, UNIVERSIDAD T. OTEIMA