La Estrella de Panamá
Panamá,25º

18 de Oct de 2019

Economía

Suntracs y salarios dignos

Internet se ha convertido en la principal forma en que los clientes y los empleados interactúan con la organización.

Las aseveraciones de que los trabajadores de la construcción perciben ingresos de miseria y que lo ofrecido por los empresarios del sector como aumentos salariales son solo migajas, carecen de veracidad. Los trabajadores de la construcción son los mejor remunerados dentro de los sectores productivos del país.

Pero, además, en las actuales negociaciones de una convención colectiva que regirá las relaciones con el sindicato de trabajadores para el periodo 2018-2021, la Cámara Panameña de la Construcción (Capac) ha hecho propuestas que mejoran sustancialmente los niveles salariales de sus obreros.

Una revisión por categorías coloca al peón o ayudante general en $805 mensuales, a lo que se suma un 80% adicional en prestaciones laborales, quedando en $1,473 mensuales.

Un principiante recibiría $905 mensuales y con las prestaciones quedaría en $1,656. Un trabajador calificado ganaría $1,082 mensuales y con prestaciones adicionales, $1,979. Un conductor de camión tendría un ingreso de $1,123 mensuales, quedando con las prestaciones en $2,055. Un mecánico, $1,248 mensuales, más prestaciones, $2,283. Un operador de equipo ganaría $1,366 mensuales, más prestaciones, $2,500. Un armador de primera recibiría $1,370 mensuales, quedando con las prestaciones en $2,508. Y un soldador de planta, $1,728 mensuales, más prestaciones, $3,163. Esa es la realidad salarial de la actual oferta de la Capac.

Pero los trabajadores de la construcción tienen una serie de beneficios adicionales que están contemplados en la convención colectiva vigente hasta diciembre del 2017 que se mantienen y en algunos casos, se mejoran.

Las empresas de la Capac pagan en efectivo los 18 días de enfermedad anuales a los que tienen derecho los trabajadores en caso de que no los utilicen. Aportan, además, entre $80 y $310 mensuales al fondo de educación de los trabajadores, lo cual debería provenir de los ingresos del 2% de la cuota sindical.

Las empresas miembros del gremio suministran uniformes a los trabajadores por un costo unitario de $34.50, lo que representa un gasto anual de $3,450,000, partiendo de la base de 100,000 trabajadores, y de $13,800,000 durante los cuatro años de vigencia de la convención colectiva.

La Capac concede libre y remunerado el 25 de octubre, establecido como Día del Trabajador de la Construcción, lo que representa un pago promedio de $62.71 por trabajador, de $6,271,000 por año y de $25,084,000 en cuatro años.

El gremio paga a los trabajadores el uso de sus herramientas y su reposición durante la ejecución de las obras de construcción. También paga el costo de alimentación y transporte, en caso de prolongación de la jornada laboral, y una hora al mes para temas de seguridad.

La Capac paga una bonificación por trabajos especiales, como, por ejemplo, 16% sobre el salario regular por trabajo en altura, 15% sobre el salario regular por trabajo en excavación, 15% sobre el salario regular por trabajo con martillo neumático, 15% sobre el salario regular por trabajos en asfalto, 15% sobre el salario regular por trabajo de rastrilleo, 14% sobre el salario regular a los jefes de cuadrilla y un pago del 100% la primera hora y 50% el resto de la jornada en caso de suspensión de obra por lluvia.

Adicionalmente, los trabajadores de construcción están beneficiados por una póliza colectiva de vida que incluye coberturas en caso de muerte por cualquier causa y muerte accidental fuera o dentro del área de trabajo, incapacidad total y permanente, desmembramiento, pérdida de miembros dentro y fuera del área de trabajo, gastos funerarios, beneficios por enfermedad de cáncer, reembolso de gastos médicos por accidente laboral, exoneración de pago de prima por incapacidad total y permanente, cobertura de grupo familiar por muerte de cónyuge, hijos y padres y alumbramiento de hijos.

La convención colectiva con el sindicato de los trabajadores desarrolla, a través de cláusulas especiales, materias que garantizan condiciones de trabajo dignas regulando aspectos generales y específicos de trabajo, las formas de contratación, límites de la jornada laboral, período de descanso obligatorio, los sistemas de comunicación entre las partes, normas de seguridad e higiene ocupacional, reglamentos de seguridad en obras de construcción, manual de clasificación y descripción de funciones, modalidades de retribución y los sistemas de incentivos.

Los trabajadores de la construcción, en virtud de la convención colectiva, son receptores de salarios superiores a los de cualquier otra actividad productiva, lo que les permite, junto con sus familias, mantener un nivel de vida digno. Como representan el principal recurso humano de la industria de la construcción, perciben salarios y prestaciones laborales como parte del comportamiento justo, responsable y equitativo de los empresarios miembros de la Capac.