La Estrella de Panamá
Panamá,25º

23 de Oct de 2019

Economía

Perseverancia, el as de los ‘millennials'

El BID estudio a 15,000 ‘millennials' de la región y concluyó que el mercado laboral desaprovecha habilidades socioemocionales de la ‘Generación Y'

El 41% de los jóvenes de la región se dedica solo a estudiar; el 21% trabaja y un 17% hace ambas cosas.

El mercado laboral se encuentra en una encrucijada, según el estudio ‘Millennials en América Latina y el Caribe: ¿trabajar o estudiar?'. Los jóvenes de América Latina y el Caribe tienen un gran potencial que, si no se acompaña de las políticas correctas, puede acabar desaprovechando su habilidad socioemocional, como la perseverancia o la autoestima, que cada vez es más valorada en el mercado laboral.

No obstante, el proyecto elaborado por el Banco Interamericano de Desarrollo (BID), en conjunto con el centro de estudios Espacio Público y el Centro Internacional de Investigaciones para el Desarrollo (IDRC), destaca que los integrantes de la generación Y o del milenio —los nacidos entre 1980 y el 2000— son trabajadores muestran rezagos en sus habilidades cognitivas y técnicas: alrededor de un 40% de los jóvenes no es capaz de realizar correctamente cálculos matemáticos muy sencillos y menos de la cuarta parte declara hablar inglés con fluidez.

El informe se acerca a los jóvenes para conocer mejor sus enigmas y las razones que hay detrás de sus decisiones cuando se separa el camino entre la escuela y el trabajo.

LA GENERACIÓN DEL MILENIO

El estudio analizó las aspiraciones de unos 15 mil jóvenes de la región

El 64% de los ninis se dedica a labores de cuidado de familiares (principalmente mujeres), casi un tercio está buscando trabajo y prácticamente todos realizan labores domésticas o prestan ayuda en los negocios de sus familias.

Para este libro —que es el resultado de una investigación de más de cuatro años— participaron más de 15,000 millennials de nueve países (Brasil, Chile, Colombia, El Salvador, Haití, México, Paraguay, Perú y Uruguay), donde se destaca que los jóvenes son, en general, optimistas sobre su futuro y tienen grandes aspiraciones: por ejemplo, aunque la cobertura actual de la educación superior en la región se ubica, en promedio, en torno al 40%, una amplia mayoría imponente de los jóvenes encuestados (el 85%) aspira a completar ese nivel educativo.

Según la publicación, el 41% de los jóvenes de la región se dedica solamente a estudiar o capacitarse, el 21% trabaja, un 17% realiza ambas actividades y el 21% restante pertenece al grupo de los ninis; es decir, aquellos que ni estudian ni trabajan.

El estudio está lejos de los estereotipos, el libro señala que la mayoría de los ninis sí realiza actividades productivas: el 64% se dedica a labores de cuidado de familiares (principalmente mujeres), casi un tercio está buscando trabajo y prácticamente todos realizan labores domésticas o prestan ayuda en los negocios de sus familias.

La novedad de este estudio es que va más allá de las variables que tradicionalmente reflejan las encuestas de hogares e incorpora otras menos convencionales, como la información que los jóvenes manejan acerca del funcionamiento del mercado laboral, así como sus aspiraciones, expectativas y habilidades cognitivas y socioemocionales.

Con esta publicación, el BID busca entender mejor a los jóvenes e impulsar medidas más acordes a los desafíos para desarrollar su potencial, algo especialmente relevante en un contexto de cambios profundos en el mercado laboral.