Temas Especiales

08 de May de 2021

Economía

BID pide a la región mejorar la calidad exportable

El crecimiento de las exportaciones fue impulsado por un aumento de los precios de materias primas como el petróleo y el cobre

BID pide a la región mejorar la calidad exportable
El reporte hace referencia a otros factores, como la crisis económica que atravesaron varios países.

Durante el primer semestre de 2018, el valor de las exportaciones de América Latina y el Caribe aumentó un 9.7% frente a igual período del año anterior, según un informe del Banco Interamericano de Desarrollo (BID).

No obstante, el organismo detectó que el fenómeno ocurrió en medio de señales donde la región iba perdiendo competitividad, en un contexto de aumento de los riesgos coyunturales y de tensiones comerciales globales.

El crecimiento de las exportaciones fue impulsado por un aumento de los precios de materias primas como el petróleo y el cobre. En cambio, el volumen de las exportaciones se desaceleró al 3.1% en el mismo período, reflejando la pérdida de cuotas de mercado ante las mermas en la competitividad y la falta de una mayor calidad de las exportaciones de muchos países de la región.

Ante ese panorama, el reporte titulado ‘El salto de calidad: la sofisticación de las exportaciones como motor del crecimiento', parte de la serie ‘Monitor de comercio e integración', traza un panorama del grado de sofisticación de la oferta exportable y de los principales desafíos para posicionarse en los segmentos más rentables del comercio mundial.

El documento hace referencia a que independientemente de otros factores como la crisis económica que atravesaron varios países y que redujo la demanda externa, el rezago competitivo determinado por baja productividad y altos costos comerciales afectó el desempeño comercial de la región.

Para medir la pérdida de competitividad, el estudio del BID mide la variación de la cuota de mercado entre 2011 y 2016, poniendo énfasis en las exportaciones intrarregionales.

La región tuvo una baja en competitividad en el período de 7.4 puntos porcentuales, lo que explica un 22% de la reducción de las exportaciones en el período.

Sin embargo, el análisis no pretende representar una discusión exhaustiva de los determinantes de la productividad y competitividad, que radican en un conjunto de fenómenos no exclusivamente relacionados con la capacidad de competir en los mercados mundiales.

Paolo Giordano, economista principal del Sector de Integración y Comercio del BID y coordinador del informe, indicó que ‘en un contexto global de incertidumbre creciente y de baja competitividad regional es urgente priorizar una agenda de políticas que permitan dar un salto de calidad en las exportaciones'.

Solo con ‘exportaciones más sofisticadas permitirían sostener la recuperación comercial en curso y a sentar las bases para un mayor crecimiento futuro', dijo el analista.