La Estrella de Panamá
Panamá,25º

22 de Oct de 2019

Economía

La buena cultura del flujo de efectivo en las empresas

Esta es la columna vertebral de la empresa. Si no se maneja de manera efectiva, esto puede provocar el cierre de la misma. Interrogantes como ¿en qué se gasta el dinero?y ¿como se controla el gasto? deben responderse todos los días

¿Qué es lo primero que se te viene en la mente cuando se habla o se escucha de flujo de efectivo?. ¿Dispongo del dinero suficiente para invertir o en qué invierto mi dinero?. ¿Mi empresa puede seguir operando?.¿A qué clientes debo ofrecerles crédito y por cuánto tiempo?. ¿Qué personal está a cargo de la cartera morosa de mi empresa?. Y así pueden surgir muchas preguntas.

Pero para establecer una buena cultura de flujo efectivo debemos empezar con tener conversaciones de flujo de efectivo cambiando el pensamiento acerca de ello.

1. Conversa sobre el flujo de efectivo o cash flow con las personas que se dedican a captar ese flujo que son los vendedores. Ellos deben estar consientes que si buscan el dinero la empresa va a crecer, pero más importante deben tener un buen control de sus finanzas personales.

2. ¿Cómo están tus procesos de facturación y cobros?: Recuerda que tienes dinero o efectivo en la calle y este va perdiendo su fuerza a medida que no lo cobras o posees procesos lentos.

3. Piensa en el modelo de negocio que tienes y porqué el cliente demora en pagarte. Piensa qué tan rápido puedes recibir el pago. O en qué forma puedes recibir el dinero. Por ejemplo realizando promociones con tus clientes y que paguen a través de las tarjetas de crédito.

4. La cultura de flujo de efectivo también depende de los valores agregados que ofrezcas a los clientes. Mientras más ofrezcas, recibirás más ingreso. Siempre y cuando no afecte los costos o los gastos.

5. ¿En qué gastas el dinero?: Gastar y controlar los recursos de la empresa en una manera eficiente es cultura de servicio. Muchas empresas tienen colaboradores que no le están generando ingresos, que no son productivos por muchos años. Por supuesto que esto genera un gasto y se debe tomar la decisión. O de repente utilizas capital en una iniciativa de la empresa que ha tomado tiempo y resulta que puede ser útil en otro lugar o departamento.

6. Ofrece bonificaciones a tus colaboradores. No necesariamente debe ser en efectivo (vacaciones, horarios flexibles u otros). Esto sirve de motivación para que tengan una buena cultura de cash flow.

El manejo de flujo de efectivo nunca ha sido un tabú. Más que todo se ha enfocado en una mala administración o malas decisiones de los dueños de empresa donde deciden repartir sus utilidades o dividendos en invertir en activos fijos (propiedades, equipo, etc.) para generar más ingreso.

Aveces puedes tener una cita con un inversionista que le interesa más la manera en que el negocio ha evolucionado que en las dificultades encontradas. Por eso la cultura de servicio parte de las conversaciones directas y transparentes con los dueños de empresa, del flujo de caja y la forma en que se administra.

Uno de los mayores beneficios de la cultura de servicio es que vas acostumbrando a tu personal a tener una buena salud financiera. Los clientes y proveedores lo perciben y el trato de ellos hacia ti será diferente. Cobras a tiempo, te dan mayor crédito, entre otros.

ESPECIALISTA PYMES