La Estrella de Panamá
Panamá,25º

18 de Oct de 2019

Economía

Gas Natural Licuado, mercado en expansión

Los resultados 2018 revelan que para este período se comercializaron 319 millones de toneladas de GNL. Las cifras sobrepasan los pronósticos publicados en períodos previos, por lo que la inversión en infraestructura, así como la habilitación de las rutas, son esenciales para el éxito de este mercado

En la última década, el mercado global de energía reporta cambios estructurales significativos, de entre los cuales resalta el uso del gas natural como fuente alternativa de energía para proveer de los servicios derivados que son demandados por el sector industrial, comercial y residencial, en el ámbito internacional.

Hoy en día la abundante producción de esquisto, en la cual destaca el mercado estadounidense, ha propiciado que exista una mayor oferta del gas natural y sus variaciones como lo es el Gas Natural Licuado (GNL), siendo esta la forma más conveniente de exportar dicha materia prima entre distintas zonas geográficas.

Dicha oferta ha sido bienvenida por diversos países, principalmente por aquellos de Asia y Europa, que mantienen un sector industrial activo así como una población significativa. A la actualidad se registran 42 importadores de GNL, no obstante el mayor porcentaje de la demanda se concentra solamente en cuatro países que incluyen a China, India, El Sur de Corea y Japón.

Sin embargo, a pesar de que el comportamiento de la oferta y la demanda de este mercado sea objeto de interpretación de una industria con potencial al éxito, a la fecha se experimentan retos en lo que a rutas marítimas respecta, incluyéndose en este último la capacidad del Canal de Panamá para el paso de buques GNL.

DEMANDA

La inclinación a una mayor demanda de gas natural versus otros recursos de uso convencional como el carbón se deriva de diversas razones que incluyen una menor contribución al efecto invernadero, una mayor producción de esquisto, así como precios más estables y bajos.

Considerando que la población mundial crece a un ritmo de 1.1%, el cual es equivalente a 80 millones de personas, estamos frente a una mayor emisión de dióxido de carbono (CO2), resultado de una población más abundante que requiere diariamente servicios derivados de la energía como la calefacción, luz y transporte.

Entre los países con mayor población a nivel mundial están China, India y Japón, por lo que es de esperarse que en estas jurisdicciones la contaminación al medio ambiente sea mayor. Acorde a lista publicada por The Union of Concerned Scientist sobre las emisiones de CO2, entre los 20 países con mayor aporte están China (28%), Estados Unidos (15%), India (6%), Rusia (5%) y Japón (4%).

A partir de estos hechos, la participación de China como uno de los principales importadores de GNL se atribuye en gran parte a su objetivo de reducción de gases y control de la contaminación. Un problema que afecta tanto a sus locales como a la comunidad internacional. Afirmación que se corrobora al considerar que la calidad del aire en invierno en Beijing ha mejorado un 78%.

En lo que a oferta y precios respecta el GNL, se considera más confiable que otras fuentes de energía convencionales como el carbón, el cual se caracteriza por su poca confiabilidad y precios inestables resultado de la competencia entre la OPEC y los países independientes a dicha organización.

Por otro lado, el gas natural es más confiable que la energía derivada de las hidroeléctricas, las cuales dependen de la disponibilidad de niveles de agua y que al mismo tiempo también causan una afectación al ambiente.

OFERTA

La abundante producción de esquisto por parte de Estados Unidos (EE.UU.) durante la última década abre paso a que este destrone de sus posiciones a Catar y Australia como los mayores exportadores de GNL. Los pronósticos revelan que entre el período 2018-2021 se espera se añada a la capacidad de producción global de GNL 104 millones de tonelada por año (mmtpa), de los cuales se estima que el mayor porcentaje sea aportado por Norteamérica, principalmente el Golfo de México.

Sin embargo, a pesar de que EE.UU. cuenta con infraestructura y proyecciones al establecimiento de nuevas terminales que permiten mantener su posicionamiento como uno de los mayores proveedores, el exceso de oferta y por ende la baja del precio impulsan a abrir nuevos mercados.

Así lo corroboramos al comparar los destinos de las exportaciones de GNL de EE.UU. entre los períodos 2016-2018. Mientras en el 2016 el 47% de las importaciones se originaban en América Latina y El Caribe (ALC) y el 30% en Asia, para el último período los resultados fueron inversos. En el 2018 más del 48% de las importaciones se originaron en Asia mientras menos del 35% en ALC.

A pesar de que EE.UU. ha logrado ubicar una mayor parte de su producción en Asia, las ambiciones de mantener su posición en dicho mercado se ven afectadas en gran parte por la limitación de la ruta marítima que se considera relativamente más favorable: el Canal de Panamá.

A partir del 2016, luego de la expansión del Canal de Panamá, los buques de GNL provenientes de Norteamérica cuentan con una ruta más favorable para las exportaciones con destino Asia. Un buque de GNL que transite por el Canal de Panama se ahorra aproximadamente treinta días de viaje, por lo que los costos relacionados con la movilización del GNL son relativamente menores a los beneficios que se obtienen de las operaciones. Dicha ventaja de esta ruta la corroboramos al citar que entre el período 2017-2018 el 84% de las exportaciones de GNL de EE.UU. hacia Asia transitaron por el Canal de Panamá.

Como respuesta al incremento de las exportaciones de GNL entre el 2017-2018, la administración del Canal aplica medidas con respecto a las restricciones de luz y los cupos disponibles de paso (slots).

FICHA

La autora conduce el segmento ‘Su ventana financiera' en @Estrellaonline

Nombre completo: Laritza del Rosario Lezcano Navarro

Ocupación: consultora financiera

Resumen de su carrera: Máster en Inversiones y Finanzas y Diplomado de Economía y Finanzas de la Universidad Queen Mary University of London. Licenciatura en Contabilidad, Banca y Finanzas de la Universidad Santa María La Antigua de Panamá. Experiencia laboral en auditoría comercial, análisis financiero e implementación de análisis cuantitativo.

Sin embargo, los resultados del mercado global GNLa la fecha así como los pronósticos prevén que el Canal prontamente, aun con estas medidas aplicadas, no satisfaga las necesidades. Así se corrobora con los resultados emitidos en reporte académico sobre el Canal de Panamá y el Mercado Global GNL (Oxford Institute for Energy Studies), en el cual se hace énfasis en la probabilidad de que el flujo de las exportaciones de GNL desde Norteamérica hacia Asia se vean afectadas para inicios del período 2020. Y que incluso el actual beneficio que otorga haber doblado los turnos de paso de 2 a 4 desaparezca en el corto plazo.

En recientes comentarios, analistas del Mercado Global de GNL (Bloomberg) corroboraron las probabilidades de una posible interrupción de la actividad. Por lo que a la fecha, los exportadores norteamericanos están en la búsqueda del medio más eficiente para resolver dicha limitación sin afectar significativamente sus rendimientos. Entre las alternativas se ha hecho mención de una estricta organización con respecto a los espacios disponibles de tránsito, el intercambio de rutas, así como la consideración de vías alternas más costosas.

La industria del gas natural y sus derivados como el GNL es un ejemplo de que tanto los países industrializados que se dedican a la exportación, importación así como quienes brindan el servicio o faciliten la movilización entre zonas geográficas están expuestos a la necesidad de cambios estructurales abruptos resultado de las variaciones a las que están sujetas los mercados en general.