Temas Especiales

27 de Nov de 2020

Economía

Regulaciones y clientes, tema central de cumbre bancaria

La IV Cumbre Financiera Internacional de la Asociación Bancaria de Panamá cerró ayer con un panel de discusión con los reguladores de seguros, valores y banca

Regulaciones y clientes, tema central de cumbre bancaria
Los panelistas durante la cumbre financiera internacional de la ABP. Asociación Bancaria de Panamá

Un grupo de reguladores financieros de Panamá participaron ayer en la segunda jornada de la IV Cumbre Financiera Internacional de la Asociación Bancaria de Panamá.

La superintendente del Mercado de Valores, Marelisa Quintero; el Superintendente de Bancos, Ricardo Fernández; el superintendente de Seguros y Reaseguros, José Joaquín Riesen expusieron sus puntos de vista en el panel ‘¿Es posible armonizar las regulaciones sobre prevención de delitos en los sectores financieros regulados sin desmejorar la calidad de servicio al cliente? moderado por el banquero panameño, Carlos Troetsch.

Regulaciones y consumidores

Quintero destacó que aunque en esencia y por naturaleza la banca, los seguros y los valores son tres sectores completamente diferentes, es importante pensar en la satisfacción del cliente en la reglamentación de sus planes de regulación.

En ese sentido, señaló que en estos momentos están apunto de promulgar un acuerdo reglamentario de emisores recurrentes para conocer de primara mano la información de sus clientes para que no tengan que volver a pasar por el proceso riguroso de registro.

Quintero también destacó que con las listas grises han visto cierta resistencia en los departamentos de cumplimento al aperturar una cuenta y se debe analizar.

Riesen, por su lado, destacó que la responsabilidad de los reguladores es de velar que se implementen los avances y la aplicación de los estándares.

Sin embargo, opina que cada regulador debe tener su propio manual de prevención adecuado a los productos creados y diseñados por los estándares internacionales de cada regulador.

‘El que crea el producto es el que conoce y debe saber el nivel de riesgo que tiene cada uno de esos productos', manifestó Riesen.

Destacó que los tres reguladores están consientes de la importancia de trato al cliente; y de hecho —agregó— una de sus funciones es la protección del consumidor.

También abogó por la capacitación y por que los reguladores estén monitoreando constantemente al personal que está tratando y lidiando con el consumidor.

‘Efectivamente, el trato va acorde con el los requisitos establecidos por la entidad, de manera tal que seamos consientes de que esa satisfacción está siendo positiva y retroalimentarse con el consumidor', manifestó.

Señaló que los reguladores dan los lineamientos, pero cada institución, en base al producto que está comercializando, debe adecuar los parámetros apoyándose mucho en la tecnología.

Fernández mencionó a Facebook, como por ejemplo, cuyo valor es la cantidad de data que está recogiendo y cómo la usa para su beneficio. Aunque destacó que en Panamá hay bancos que también están haciendo una transformación impresionante con el uso de tecnología y proceso de apertura y otros servicios, muy en línea con lo que se está haciendo otros países.

‘Es importante tener esa data pero con la autorización del cliente', afirmó el superintendente de bancos.

Por su parte, Riesen cree que en la medida en que nos acostumbremos a recolectar esa data, sin molestar al consumidor y utilizarla para beneficio y rentabilidad de las instituciones, es la ruta que debemos tomar'.