Temas Especiales

28 de Oct de 2020

Economía

Rol del defensor de oficio de Acodeco

La ley de protección al consumidor ofrece varias modalidades de acceso a la justicia a los consumidores para que defiendan sus intereses...

El aspecto tutelar de la ley de protección al consumidor ofrece varias modalidades de acceso a la justicia a los consumidores para que defiendan sus intereses. Así vemos que, en algunos casos, el consumidor puede representarse a sí en el proceso. Esta amplitud pretende facilitar que el consumidor reclame sus derechos y equilibrar su posición a la del agente económico, que generalmente maneja más información y recursos en este tipo de litigios.

En cuantías hasta $5,000.00 en la generalidad de los procesos y hasta $30,000.00 en litigios de automóviles, tanto ACODECO, como los juzgados municipales con competencia en esta materia, pueden dictar sentencia. En ambas esferas, administrativa y judicial, los consumidores tienen la posibilidad de tramitar sus procesos sin abogado, sin perjuicio que designen apoderado luego de su comparecencia directa en el proceso.

En el resto de los procesos de protección al consumidor, corresponde al consumidor demandar sus derechos ante los tribunales de justicia y, en estos casos, el consumidor cuenta con la posibilidad de ser representado por un defensor de oficio de ACODECO, lo cual le eximiría del gasto de honorarios de abogado, pero no de tener que asumir los gastos del proceso.

Entre los gastos usuales en este tipo de proceso se encuentran, autenticación de firma del Poder ante Notario (aproximadamente $5.00), emplazamiento por edicto (de $35.00 a $70.00), gastos de defensor de ausente de la contraparte cuando no comparezca de inmediato al proceso (de $300.00 a $500.00), peritos nombrados por el Tribunal, para las causas donde se requiera y cuando la parte solicite el peritaje (puede oscilar entre $250.00 a $2,500.00, pudiera ser mayor dependiendo de la complejidad del peritaje). Cabe destacar que, por lo general, al consumidor le interesa acreditar ciertas situaciones en relación con su causa, que solo pueden ser acreditadas con informes periciales idóneos, y tratándose de pruebas, la ley mantiene su rigurosidad, inclusive para la parte más débil de la relación de consumo.

De obtener los consumidores un fallo judicial favorable a sus intereses, pueden intentar recuperar los gastos en que incurrieron en el proceso de manos de su contraparte; pero en caso contrario, el agente económico cuenta con la misma oportunidad.

Es por ello que aspectos como las posibilidades de éxito de la acción judicial que se emprenda, cobro de la pretensión y los gastos en que se requiera que incurra el consumidor en estas causas, deben ser cuidadosamente analizados por los defensores de oficio de ACODECO, e informados a los consumidores previo al inicio de sus procesos.

Depto. Defensoría de Oficio