Panamá,25º

21 de Nov de 2019

Economía

Intervención a Allbank dejaría en quiebra a empresas

Empresarios de la Zona Libre de Colón manifestaron sus preocupaciones por el capital de sus compañías que no pueden utilizar a raíz de la intervención del banco. Cuestionan a la Superintendencia de Bancos

Allbank operó en el país por siete años, hasta el pasado 9 de septiembre.Redes sociales

Aumenta la incertidumbre por la intervención al banco Allbank y los cuestionamientos a la Superintendencia de Bancos de Panamá (SBP). El próximo sábado vencen los últimos 30 días de intervención del banco, por parte de la entidad fiscalizadora, y los cuentahabientes no tienen claro qué pasará con sus ahorros.

La SBP citó a los cuentahabientes a una reunión para el próximo jueves 14 de noviembre, mientras que los empresarios de la Zona Libre de Colón (ZLC) se quejaron ante la Cámara de Comercio, Industrias y Agricultura de Panamá y ante la propia entidad fiscalizadora.

El pasado 30 de octubre, los empresarios de la ZLC enviaron sendas cartas a la Cámara de Comercio, Industrias y Agricultura de Panamá y al director de la SBP, Ricardo Fernández de Dianous, en las que manifiestan sus inquietudes por la situación del banco Allbank.

La entidad financiera era la única que realizaba transacciones con Cuba, por lo que muchas empresas de la ZLC terminaron siendo clientes del banco.

En la carta remitida a la Superintendencia de Bancos de Panamá, los empresarios de la zona franca reclaman que Allbank, al ser el único banco que permitía transacciones con Cuba y al tener una licencia bancaria otorgada por la entidad fiscalizadora, fue “eminentemente necesario y casi de obligación” mantener contratos con la entidad financiera.

Por esta realidad, señala la misiva, el banco se aprovechó para “exigir grandes sumas de dinero” como condición para establecer un contrato bancario. A juicio de los empresarios, hubo alevosía por parte del banco, de hacer un uso malintencionado del capital de las compañías.

“Esto, a diferencia de los ahorros de los depositantes, es para nosotros un golpe financiero letal a nuestras operaciones porque nos ha dejado en una situación de impago a compromisos ya adquiridos”, señala la misiva enviada a la SBP.

Los empresarios cuestionan que el banco tenía una investigación de hace más de un año; sin embargo, la SBP permitió que comprometiera “a gran escala el capital de un sin número de empresas que hoy estamos reclamando una solución inmediata extraordinaria para la liberación del capital...”.

“Hemos quedado en indefensión ante la mal regulada práctica de captación de capital de Allbank”, añade la carta. Según los propietarios, numerosas empresas están en peligro, esas que generan empleo y tributo al país que no se merecen un escándalo más a nivel internacional por inseguridad jurídica en el sistema bancario panameño.

“Exigimos nuestro derecho de obtener la protección jurídica y financiera que le depositamos cada uno de los asociados del sistema bancario...”, recalcaron los empresarios de la Zona Libre de Colón.

Allbank fue intervenido por la SBP el pasado 9 de septiembre por 30 días, plazo que fue prorrogado por un periodo similar el 9 de octubre, a raíz de que el Banco del Orinoco N.V, único accionista de la entidad financiera, fue controlado por el Tribunal de Primera Instancia de Curazao.

La intervención del Banco Orinoco, por parte de las autoridades de Curazao, limitaba el acceso al Allbank a sus activos líquidos debido a que una parte “significativa” se encuentra colocada en el banco de la isla caribeña, informó la SBP.

El pasado 4 de octubre, el Tribunal de Primera Instancia de Curazao declaró en bancarrota al Banco de Orinoco

Los empresarios del área franca, ubicada en la costa caribeña panameña, pidieron a la Cámara de Comercio e Industrias y Agricultura de Panamá el apoyo ante la Superintendencia de Bancos de Panamá para que tenga una “extraordinaria atención” a los usuarios de Allbank.

Unos 3,500 cuentahabientes corren el riesgo de perder sus ahorros.

Un informe de los administrativos interinos señala que al 9 de septiembre, el banco Allbank mantenía $177.9 millones de depósitos de clientes, de los cuales $141.5 millones estaban en colocaciones e inversiones como títulos de valores.

Sin embargo, en el informe de deja claro que no se había podido completar el análisis de los activos debido, entre otras cosas, a que no habían recibido los fondos de la mayoría de las entidades a las que se le ha solicitado.

Los cuentahabientes están exigiendo una explicación a la Superintendencia de Bancos de Panamá.