22 de Feb de 2020

Economía

Bananeros en huelga para exigir ajuste al salario mínimo

Sindicalistas en Bocas del Toro señalan que la huelga de ocho horas es un llamado directo al Gobierno para exigir que su decisión sea en cumplimiento del mandato legal de ajustar los salarios mínimo al menos cada dos años

La producción de banano, uno de los principales productos de exportación de Panamá, se vio afectada ayer luego de que unos 7 mil trabajadores de la provincia de Bocas del Toro decretaran una “huelga de advertencia” en rechazo a la decisión de grupos empresariales de no ajustar el salario mínimo a partir de enero próximo.

El banano, les el principal prodcuto de exportación del país.Cortesía | La Estrella de Panamá

A través de un comunicado, ayer el Sindicato Industrial de Trabajadores de Productores Bananeros Independientes (Sitrapbi) anunció esta medida de fuerza de ocho horas en ocho fincas bananeras, donde laboran aproximadamente dos mil jornaleros.

En el pronunciamiento, se aduce que este gremio se une con esta acción a la decisión del Sindicato de Trabajadores de la Industria del Banano, Agropecuaria y Empresas Afines (Sitraibana), que también ha tomado la misma medida, con lo cual suman un total de 7 mil los trabajadores bananeros paralizados.

Los sindicalistas bananeros expresan que esta iniciativa se ejecuta también como apoyo a las propuestas presentadas por el Consejo Nacional de Trabajadores Organizados (Conato) en la Comisión Nacional de Salario Mínimo el pasado 10 de diciembre, que exigió que el aumento del salario mínimo no sea menor de 25% de la actual tabla donde se establecen 37 salarios mínimos.

“A pesar que este porcentaje resulta insuficiente para recuperar la pérdida del poder adquisitivo, por lo menos permitirá aliviar un poco la difícil situación por la que atraviesa la clase trabajadora, en especial en la provincia de Bocas del Toro”, señala el comunicado del Sitrapbi y el cual lleva la firma de su secretario general, Arcides Baker.

“Menos que eso, representaría la profundización de la brecha de desigualdad, cuando son los/as trabajadores/as bananeros/as quienes actualmente generan el mayor porcentaje de exportaciones para Panamá. A cambio perciben sueldos miserables, mientras el banano es vendido en el mercado europeo a elevados precios y márgenes de ganancia”, denuncian los trabajadores en su pronunciamiento.

El banano es uno de los principales productos de exportación en Panamá y es una fruta de gran demanda en mercados de Norteamérica y Europa.

Según cifras oficiales preliminares, de enero a octubre de este año el valor de las exportaciones de banano se incrementó un 33% hasta los $114 millones en comparación con el mismo periodo del año anterior.

Los sindicalistas en Bocas del Toro aluden que esta huelga es un llamado directo al Gobierno para exigir que su decisión sea en cumplimiento del mandato legal de ajustar los salarios mínimo al menos cada dos años, de manera que la clase trabajadora pueda “cubrir las necesidades de su familia y mejorar su calidad de vida”.

El mandatario Laurentino Cortizo Cohen dijo recientemente que en vista de que los trabajadores y los empresarios no se han puesto de acuerdo, le corresponderá al Ejecutivo tomar una decisión en esta materia antes de que finalice este mes de diciembre.

En tanto, los empresarios reunidos en el Consejo Nacional de la Empresa Privada (CoNEP) advirtieron el martes pasado que no existen las condiciones económicas en el país para realizar un aumento del salario mínimo, al aludir que ello traería como consecuencia un incremento del desempleo y cierre de varias empresas.