Temas Especiales

09 de Jul de 2020

Economía

El petróleo de Texas sube un 4,93% por recortes adicionales de la OPEP

Los analistas apuntan a que el método ayudará a reducir el exceso de oferta que acumula el mercado desde la caída de la demanda por el Covid-19

Precios del petróleo covid19
A las 9.15 hora local de Nueva York (13.15 GMT), los contratos futuros del precio del petróleo intermedio de Texas (WTI) para entrega en junio sumaban $1,19 con respecto a la sesión previa del lunes, cuando el Texas retrocedió un 2,43 %. .EFE

El precio del petróleo intermedio de Texas (WTI) abrió este martes con una subida del 4,93 % hasta los $25.33 el barril, un aumento motivado por los recortes en la producción de Kuwait y Emiratos Árabes Unidos que se suman a los anunciados ayer por Arabia Saudí, que se comprometió a hacer una reducción "voluntaria" y adicional en su producción de un millón de barriles por día (bpd) a partir de junio.

A las 9.15 hora local de Nueva York (13.15 GMT), los contratos futuros del WTI para entrega en junio sumaban $1.19  con respecto a la sesión previa del lunes, cuando el Texas retrocedió un 2,43 %.

El barril de referencia en Estados Unidos subía así tras la ampliación inesperada de los recortes de algunos países de la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) y la perspectiva de que se sumen otros países externos a este grupo de forma voluntaria para apoyar la estabilidad de los mercados energéticos.

Los recortes anunciados por los países de la OPEP serán adicionales a los que se acordaron tras la última reunión del grupo y los analistas apuntan a la importancia de esta ampliación, pues ayudará a reducir el exceso de oferta que acumula el mercado desde la caída de la demanda por la pandemia del COVID-19.

Además, estos ajustes en la producción llegan justo cuando buena parte de las economías están ya en fase de reapertura gradual y cuando se espera un repunte en la demanda de crudo.

Sin embargo, los expertos llaman a la cautela y señalan que los rebrotes en Corea del Sur o en algunas partes de China pueden ser una advertencia de lo que ocurriría en países occidentales si se produce una reapertura de la economía más rápido de lo debido y nuevas medidas de contención, como los confinamientos, se vuelven a poner en marcha.

Este escenario sería especialmente complicado para los mercados del petróleo, cuyo equilibrio entre la demanda, el exceso de oferta y la falta de espacio de almacenamiento depende en buena parte de la recuperación económica que se ha puesto en marcha en las últimas semanas.