Temas Especiales

12 de Jul de 2020

Myrja S. Ceballos M.

Economía

El nuevo lenguaje del emprendedor

Partiendo de una pequeña lista podrán conocer las guías perfectas para desarrollar conversaciones exitosas

Para ser un empresario exitoso, una de las cualidades principales es manejar un buen lenguaje que ayude a cerrar buenas negociaciones, alianzas estratégicas para el beneficio del negocio basado en criterio propio y estar claro en el objetivo a lograr. No se trata de que seas un experto en el tema o que domines al 100% los conceptos, sino tener el conocimiento suficiente para lograr comprender cuál es la información que se intercambia.  Al final se debe dar el grado de importancia, la atención y aportes mutuos para tomar decisiones acertadas y establecer una estrategia.

Estos son los lenguajes que debe manejar la persona encargada de tomar decisiones, el dueño de empresa y todo aquel que está en el embudo empresarial; el objetivo final es evitar confusiones, desacuerdos, conflictos, que impidan el avance de un gran cierre optimista para el negocio.

Lenguaje tecnológico: se ha mencionado una y otra vez “las cosas ya no serán igual” y esto no solo es gracias a la pandemia; se debe a la visión del hombre que experimenta y desea una vida mejor, más fácil, mejor accesibilidad a los servicios o productos. ¿Qué tecnología deben conocer los emprendedores? Transformación digital, la disrupción (romper con lo común), internet de las cosas, inteligencia artificial, convertir la información en conocimiento, etc.  En realidad, un lenguaje o vocabulario en este punto es extenso, lo que te invito es a estar actualizado y observar qué procesos pueden ayudar a la agilidad de la empresa o qué necesita tu empresa para elevar la productividad, entre otras.

Lenguaje financiero, fiscal, tributario y contable: en momentos de gran incertidumbre, lo que todo emprendedor debe conocer es la situación actual de su empresa: los ingresos, gastos, el flujo de efectivo (cuánto entra y cuánto sale) y controles adecuados para un buen manejo.  Lo segundo es dominar y vigilar el  presupuesto; haz proyecciones, entre otras. Igualmente debes conocer tu punto de equilibrio.  En el vocabulario tributario fiscal debes conocer cuáles son los beneficios que puede recibir tu empresa según el tipo de negocio y la facturación, las exoneraciones, declaración de renta y presentación de informes.  Finalmente, el lenguaje contable, el cual  da inicio a la historia de la empresa para luego entrar en el análisis.  Definitivamente lo que prevalece es conocer lo que constituye cada partida y registro, la información que se requiere para armar los diferentes estados financieros y hacerlo de manera transparente.

Lenguaje tecnológico: se ha mencionado una y otra vez “las cosas ya no serán igual” y esto no solo es gracias a la pandemia, se debe a la visión del hombre que experimenta y desea una vida mejor, más fácil, mejor accesibilidad a los servicios o productos.

Lenguaje del liderazgo: existen muchísimos artículos, cursos, escritos, libros, pensadores y autores sobre liderazgo; todos enfatizan las habilidades blandas, habilidades fuertes, la comunicación, características y cualidades.  Cuando el líder se encuentra en momentos de incertidumbre y más aún cuando se pierde el contacto directo, lo mejor es reforzar las relaciones con tus colaboradores para poder  liderar desde la distancia y darle la oportunidad a tu equipo para desarrollar otras habilidades por su crecimiento. Rétalos a que realicen actividades diferentes.  Recuerda, la tecnología no reemplaza al hombre; es el hombre quien domina la tecnología.

Estos lenguajes forman parte de una lista, y a medida que el negocio vaya creciendo, así mismo debe ir aumentado tu lenguaje para conversaciones exitosas y cierres con cifras importantes.

Especialista Pymes