Temas Especiales

07 de Mar de 2021

Economía

Víctor Mojica, el nuevo gerente de Canalbank llega con ímpetu y experiencia

'Serviremos con agilidad a nichos de clientes que hoy no reciben lo que buscan', afirma Mojica quien conversa con 'La Estrella de Panamá' sobre sus expectativas en el banco que le ha tocado liderar

Víctor Mojica Caballero es un panameño con raíces chiricanas que hoy asume un nuevo reto profesional: tomar el timón de Canalbank. Tiene como premisa ofrecer un impulso fresco a esta importante entidad bancaria.

Víctor Mojica, nuevo gerente de Canalbank.Cedida

Mojica conoce el universo de las finanzas desde que era adolescente, justo antes de graduarse de la secundaria, haciendo su práctica profesional como contador en una firma contratista en la Zona del Canal. Este hecho forjó esos primeros pasos que poco a poco fue fortaleciendo con la academia y con referentes del sector.

Cursó estudios en el Instituto Centroamericano de Administración de Empresas (Incae) (MBA ejecutivo con especialización en banca y finanzas, en 2009).  En la Universidad Santa María la Antigua (Usma) obtuvo una maestría ejecutiva en dirección empresarial, en 2002; y una licenciatura en contabilidad, en 2001.  En el  Instituto Panamericano (IPA) se graduó de bachiller bilingüe en Comercio y Contabilidad.

Hasta hoy lleva en sus hombros 20 años de trayectoria en el sector financiero y ha ocupado importantes cargos directivos en bancos locales e internacionales.

En una entrevista con La Estrella de Panamá cuenta su historia, expone su perspectiva y detalla sus planes para uno de los bancos más prometedores del país. Promete trabajar con ímpetu y demostrar todo lo que ha aprendido.

¿Cómo nació el interés por la banca? 

Mi hermana trabajaba en banca y me inspiró escucharle hablar de lo interesante que era ese trabajo. Entonces comencé mi búsqueda de trabajos en banca y afortunadamente mi entrada fue en la mejor escuela para mí. Inicié en Bladex, en el equipo de operaciones internacionales. La experiencia fue fabulosa porque tuve la oportunidad de pasar de áreas operativas hacia áreas de negocios y fui escalando. Luego de siete años aprendí de muy buenos maestros de banca que hoy son gente  muy relevante en el sector.

Después empecé a recibir invitaciones cada vez más interesantes para crear y hacer negocios en otras instituciones. La primera de esas fue en Banco Continental. Me incorporé a su equipo para liderar la mesa de negociación de divisas. Este era un banco que en ese momento hacía negocios que solamente hacían los grandes bancos internacionales en Panamá. Luego, cuando lo adquirió Banco General, me llegó la invitación de Multibank, en ese momento ese banco estaba haciendo un giro hacia una nueva marca. Venían de ser una financiera, Multicreditbank, estaban pensando en dar el salto a profesionalizar el banco y me invitaron a construir la nueva tesorería del banco, y lideré la tesorería. Construimos cosas muy interesantes en ese momento. Un poco era réplica de lo que venía haciendo con Banco Continental, así que la verdad  también fue un trabajo interesante. Otra  experiencia destacable que tuve fue crear un banco desde cero; fui ejecutivo fundador de Unibank. Éramos cuatro personas cuando iniciamos el banco, de hecho, estuvimos trabajando un año y tanto antes de tener la licencia bancaria. Era responsable de los asuntos financieros y de  tesorería, pero luego de muchos cambios dentro de la organización, fui responsable de todas las áreas técnicas, como subgerente general de operaciones, tesorería y finanzas. Tras un período de transición, me correspondió ser gerente general por medio año.

En otra experiencia fabulosa, conocí de la mano de los número uno del mundo, los mejores estándares de gestión patrimonial. Trabajé para UBS, basado en Panamá. Me correspondía desarrollar  negocios institucionales en varios países como Colombia, República Dominicana, Perú, Chile. Fue una experiencia muy buena, me convertí en el eslabón local para muchos ejecutivos europeos que estaban trayendo y no habían tenido experiencia en la región. En mi segunda etapa con Multibank, justo regresé a aplicar eso que aprendí con UBS en la gestión patrimonial.

¿Qué fue lo más destacable en su paso por Multibank? 

Conocí una empresa que nació de varias generaciones familiares y que lograron  llevar un banco de algo muy chiquito a un banco con grado de inversión y que se reconoce en la región.

Un banco que cualquier corresponsal internacional  lo tiene en su lista de buenas contrapartes, un banco que nació como una empresa familiar, que se corporatizó y fuimos dándole los estándares adecuados. De esa familia  emprendedora aprendí muchísimo. Los Betesh son una familia con una trayectoria fantástica, le debo mucho a la confianza de ellos en esas etapas de mi vida con Multibank. Pero ahora hablando en materia de lo que nos corresponde,  aproveché esta oportunidad que me hace Canalbank, la cual encontré muy interesante, para seguir haciendo carrera. Siempre ha estado en mi cabeza liderar una empresa financiera y bueno, llegó la invitación; me siento muy preparado, así que ¡manos a la obra!

En esta etapa de su vida profesional, ¿cuál es su visión para Canalbank, tomando en cuenta que 2021 será un año retador no solo para  la banca, sino para la economía? 

Me voy a adelantar un poquito a esos 100  primeros  días en que voy a estar trabajando con el equipo para hacer la actualización del plan estratégico del banco. Seguramente ahí conoceré muchas cosas que después podría aportar. Pero preveo  una institución con las capacidades instaladas para servir con agilidad a nichos de clientes que hoy no reciben lo que buscan. Ese sería el enfoque y esa es la visión que de momento tengo.

¿Cuál será su estrategia de trabajo y las proyecciones a las que apunta?

Tengo un buen bosquejo de lo que quiero lograr, pero debo esperar a hacer esas primeras reuniones con el equipo para poder compartir detalles útiles. Sin embargo, puedo compartir que de las muchas lecciones que he tenido en diferentes instituciones, grandes y chicas, lo más importante es asegurarse de que los equipos de trabajo tengan bien claro a quién sirven. Cuando uno tiene esa claridad, se hace muy fácil encontrar soluciones. Otra cosa importante es que no nos podemos quedar quietos, hay que estar en  la búsqueda  de mejoras continuas en todos los procesos o en la manera en que entregamos nuestros productos. El cliente está recibiendo continuamente muchísima información de diferentes servicios. En otras economías más desarrolladas hay muchísimos sustitutos a los servicios que ofrece la banca y al final eso es algo que hay que tener presente. No somos indispensables.

“Vamos a analizar muy temprano las prioridades a las que vamos a dedicar nuestros esfuerzos y vamos a optimizar recursos”

 ¿Cuáles son esos atributos diferenciadores de Canalbank ?

El dinamismo de la gente que compone el equipo, he podido analizar bastante las hojas de vida del equipo. De las interacciones que he tenido con algunos ejecutivos clave de la organización, uno de los atributos es ese dinamismo que le imprime el equipo joven. En poco tiempo han logrado pasar de un modelo de un  banco  pequeño de microfinanzas, que era la licencia que tenía antes, a un banco con las bases necesarias para ganar una posición relevante en este mercado competitivo. Eso es algo destacable,  porque de hecho  me gusta mucho la idea de que es un banco creado en Panamá,  por inversionistas panameños, y que está intentado ganarse su lugar en un mercado tan desafiante y competitivo como este. Destaco este atributo del equipo joven y el ímpetu de sus accionistas y directivos, porque ellos aportan una experiencia y una fuerza importante en el desarrollo de ese crecimiento  y cercanía con los clientes. El éxito de las instituciones financieras que hoy son líderes en Panamá vino de ahí, de una  cercanía entre los dueños del banco, los directores y el personal con esa clientela; y esa cercanía se quedó en  muchos que luego se convirtieron  en corporaciones gigantes, pero nacieron con un grupo de clientes que los acompañó desde el día uno o ellos acompañaron a los clientes, y viceversa, era una relación mutua, pero ya luego cuando ganaron su lugar, fueron teniendo una dinámica menos esforzada. Pero esto  es lo que creo que también aporta mucho el equipo de accionistas y directivos. Eso es algo que destaco como un atributo de este banco: juventud del equipo profesional y el ímpetu de los accionistas y directivos.

 ¿A qué público  están dirigidos los productos y servicios que ofrece el banco? 

No me gusta etiquetar tanto. Los segmentos son nichos de mercado, como por ejemplo, las pymes, el profesional de buen salario, el empresario familiar que también es un objetivo de la institución, las personas que tienen un patrimonio importante y buscan una alternativa para diversificar. Aquí en Panamá hay tantos bancos, que luego algunos que han acumulado riquezas están muy concentrados en una institución, pero Canalbank ofrece alternativas muy interesantes para esos clientes que buscan una diversificación en Panamá. El sector del interior es también muy interesante en la estrategia de Canalbank

¿Considera que hay alguna diferencia entre los clientes del interior y los de la ciudad? 

¡Me encanta esa pregunta! En mi experiencia he escuchando clientes de todas partes, y cuando digo de todas partes incluye los del interior, de la ciudad y de algún otro país. Me tocó mucho en Colombia ver clientes del interior y de la ciudad, y creo que las mayores diferencias no se ven en la ubicación geográfica, sino en los patrones de consumo que tiene la gente, y viene de las experiencias y los antecedentes que han tenido esas personas, no necesariamente del lugar donde vienen, porque  hoy te encuentras profesionales y empresarios con raíces del interior que se mueven sin ninguna diferencia en la ciudad, el interior  y el mundo, y no lo notas.

¿Cuáles son sus perspectivas para el sector en 2021?

Proyecto un 2021 de mucha coordinación, a todo nivel, digamos a nivel país, a nivel industria y comunidades, porque los impactos de la pandemia aún no se pueden dimensionar con precisión. Sabemos que será difícil, que a todos nos ha pegado de alguna manera u otra, pero también sabemos que van a venir oportunidades si tomamos las decisiones correctas. Hago énfasis en que todos sabemos que va a ser difícil, y es que ahora todas las instituciones financieras estamos trabajando con base en las moratorias, esas medidas importantes que se tomaron para mantener la dinámica del país, pero eso es algo que para poder comprobar  qué tanto fue el daño, tendrá que abrirse la economía y comenzar a encontrar cuáles son esos jugadores o esos clientes que tuvieron alguna afectación  mayor. Así que todavía vamos a estar en un año de mucho análisis y apoyo a las decisiones del país para poder que esto continúe bien, porque aún no sabemos si vamos a la mitad o estamos saliendo del asunto de la pandemia. Con respecto a Canalbank, la juventud y el tamaño  del banco nos van a dar cierta agilidad para girar el timón en algunos temas y aprovechar oportunidades. Esa es una ventaja y algo muy interesante del banco. El solo hecho de que haya sido más pequeño, por ser joven, también tiene menos exposición a los sucesos de la pandemia. Vamos a analizar muy temprano las prioridades a las que vamos a dedicar nuestros esfuerzos y vamos a optimizar recursos, seguramente en los primeros meses, y fortalecer todo aquello que hoy hacemos bien para seguir creciendo; porque sí, el banco lleva una dinámica buena, hay que sostenerlo y crecerlo, pero tomando las decisiones correctas, sabiendo que estamos en medio de una pandemia global.

Para finalizar, ¿cuáles son sus pasatiempos? 

Me gusta correr. Corro muchísimos kilómetros al año. Puedo correr 2 mil kilómetros al año sin problema. Y me gusta tocar la batería, me encanta la música.