18 de Sep de 2021

Economía

Panamá y el sobreendeudamiento, una guía para cuidar las finanzas personales

Aunque este año el PIB tendrá el mejor crecimiento de la región, gracias a la caída de 2020 este crecimiento no significa una recuperación económica

El escenario actual supone un impacto a la economía de particulares y de la empresa privada.Shutterstock
La crisis sanitaria ha retado al sector productivo en diversos renglones. Así como a las decisiones en materia de políticas públicas.Shutterstock

En el momento en que nos encontramos no es un secreto que la deuda pública de la República de Panamá ha crecido sin precedentes desde 2019. En aquel entonces alcanzaba unos $26 mil millones, hoy vemos una cifra exabrupta de $38 mil millones.

Empecemos entrando un poco en contexto. En 2020 nuestro PIB tuvo un decaimiento profundo que no se veía desde la dictadura. Para el año en curso, el Banco Mundial (BM) proyecta que Panamá tendrá un crecimiento del 9,9%, pero así mismo aconseja cuidar la deuda pública y cómo está siendo administrada.

Si la deuda pública se dispone únicamente para el pago de planillas, muy pronto nos daremos cuenta de que no podremos invertir en educación, infraestructura, salud y afines. ¿Por qué? Sin una estrategia y planificación clara para afrontar la deuda externa, esta crecerá en intereses y se nos negará la posibilidad de acceso al mercado financiero internacional.

Aunque este año el PIB tendrá el mejor crecimiento de la región, con el golpe de 2020 este repunte no representará una recuperación económica.

El gobierno debe asesorarse correctamente si no quiere sumergir la economía del país. Este es el momento preciso para tomar las riendas y crear una estrategia muy clara.

¿Qué debe hacer el resto para enfrentar este panorama en casa?

Lo primero que debemos tener muy claro es que la economía nacional no tiene por qué definir la personal o la de nuestra empresa. Debemos ser lo suficientemente creativos para reinventarnos.

No deben tomar deudas innecesarias; no es el momento de gastar; este es el momento de hacer dinero, de emprender, de invertir y de multiplicar.

Es el momento de hacer sacrificios, trazar metas, tener un plan y una estrategia lo suficientemente robusta como para que los proyectos salgan adelante y tengan éxito.

Otro punto muy importante es la reestructuración de las finanzas, empezando por el presupuesto. Esto contempla revisar qué gastos pueden reducirse para optimizar las ganancias. Incluso si tienen la posibilidad de compartir gastos con la familia, este es el momento perfecto para hacer ese ajuste. En época de crisis es mejor prevenir que lamentar.

¿Qué no debe faltar dentro de ese presupuesto?

Un seguro de vida y uno de salud. Estos dos nunca debemos ahorrarlos. Si algo le sucede a la cabeza del hogar y no cuenta con un seguro de vida, su familia quedará desamparada.

Y por el otro lado, un seguro de salud siempre es necesario ante cualquier accidente o enfermedad.

Si usted tiene un auto, entonces debe contemplar un seguro de auto completo, no se ahorre este elemento en el presupuesto porque puede salir realmente caro.

Una vez que haya organizado y planificado bien sus finanzas, el siguiente paso es algo que he repetido en diferentes ocasiones: nunca dependan de un solo ingreso. Deben invertir su dinero siempre asesorándose primero; ahora está de moda ser inversionista Y encontrarán a los famosos traders por cualquier red social.

Pero atención, mi consejo como asesora financiera es que si algo parece demasiado bueno para ser cierto, entonces lo es. No caigan en estafas, no inviertan en cosas en las que no son expertos, no pongan en riesgo sus bienes si no están 100% seguros de lo que están haciendo.

Es mejor tomar una asesoría con una persona o empresa que tiene años de experiencia y sabe lo que está haciendo. Nadie se hace rico de la noche a la mañana; si fuera tan fácil como lo pintan, todo el mundo sería millonario y la realidad es que los millonarios son solamente el 1% de la población mundial.

Además, puedo darles un tip: el punto en que se encuentra Panamá es el momento perfecto para invertir en bienes raíces. Recuerden que de las crisis nacen las mejores oportunidades.

Si no tienen dinero para invertir, entonces pueden crear un pequeño negocio o emprendimiento que les permita obtener ingresos adicionales.

Apoyarnos en el mundo digital será la clave, los negocios digitales son 100% escalables y no comprenden de limitaciones geográficas. Estamos en un momento histórico en el que, para crear un negocio lo podemos hacer con $0 de capital.

¿Es buena idea emprender o crear un negocio en medio de la crisis?

Sí, es la mejor idea que pueden tener. De hecho, está comprobado que las empresas o negocios que crecen y se consolidan en las crisis económicas resultan ser las más fuertes y rentables.

¿Qué deben hacer si quieren coger el camino de los negocios? Deben invertir mucho en sí mismos y prepararse, no caer en la trampa de que a su conocido le fue bien con un modelo de negocio y entonces, a usted probablemente también. Así como en las inversiones, en el emprendimiento usted debe enfocarse en algo en lo que sea experto, que le apasione o tenga mucho conocimiento en la materia.

En crisis hay muchas necesidades y problemas, si ustedes plantean muy bien este problema, se enamoran de él, describen la solución del mismo y crean un producto o servicio que dé esa solución, su porcentaje de éxito será muy amplio.

Las crisis económicas van y vienen, y si ven un gráfico de la economía de cualquier país en los últimos 30 años, podrán apreciar las fluctuaciones. Entonces no hay porqué tener miedo, de hecho, si se desesperan o entran en pánico es más fácil que tomen una mala decisión.

Debemos permanecer calmados, actuar rápido y ser responsables con nuestras finanzas, tomar decisiones conscientes sobre nuestro dinero. La educación financiera será su caballo de batalla ante la crisis. Si ustedes saben manejar y controlar su dinero, no hay crisis que pueda penetrar en sus finanzas.