Temas Especiales

29 de Jul de 2021

Economía

Alza en el precio del crudo y acuerdos de la OPEP para los próximos meses

Puntualmente para el caso del petróleo 'Brent', el precio del barril subía este martes, hasta los 71,33 dólares, siendo casi un 3% más respecto al cierre del lunes, registrando su precio más elevado desde marzo

Con la recuperación de la economía puesta en marcha especialmente en las potencias económicas, era previsible en el mercado la tendencia al alza e inclusive mantener el plan de producción de crudo como ha hecho la OPEP+.Shutterstock

La Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP), liderados por Arabia Saudí y Rusia en una esperada reunión virtual a inicios de este mes de junio, acordó una hoja de ruta para la normalización de los mercados petroleros, decidiendo además mantener el ritmo de aumento de producción de crudo de 841,000 barriles por día en julio, luego de las alzas ocurridas en los últimos dos meses.

Gracias a la expectativa que mantenía dicha reunión, el precio del barril de petróleo ha vuelto a registrar avances significativos tanto en su variedad 'Brent', de referencia para Europa, como en la 'West Texas Intermediate (WTI)', de referencia para Estados Unidos, en contraposición al colapso que sufrió el año pasado a raíz de la amenaza de covid-19.

Puntualmente para el caso del petróleo 'Brent', el precio del barril subía este martes, hasta los 71,33 dólares, siendo casi un 3% más respecto del cierre del lunes, registrando su precio más elevado desde el pasado mes de marzo.

Amylkar Acosta, exministro de Energía y Minas de Colombia.Cedida

Mientras que el costo del barril de crudo 'WTI' llegaba a cambiarse por 68,83 dólares, siendo su mejor precio desde octubre de 2018.

En 2021, el 'Brent' se ha revalorizado en un 40%, y el 'WTI'  acumula una subida de casi un 42%, siendo ambas referencias monitoreadas desde Panamá para realizar los ajustes al precio de los combustibles.

Decisión atinada

Para Amylkar Acosta, economista y exministro de Minas y Energía de Colombia, la decisión tomada por esta organización y sus 10 productores aliados ha sido la correcta, comentando en análisis lo siguiente: “Continuar desescalando el recorte de la oferta de petróleo es atinado, tomando en cuenta que la demanda de crudo ha venido incrementándose a medida que avanza el plan de vacunación a nivel global y ya se ven los primeros retoños, verdes aún, de la reactivación de la economía mundial”.

“China, que es el mayor importador de crudo actualmente, registró un crecimiento del PIB en el primer trimestre de este año del 18,3% y Estados Unidos del 6,4%”, dijo.

“De allí que, según la previsión de la OPEP+, al finalizar el año 2021 se estarán consumiendo alrededor de los 99 millones de barriles al día, similares a la prepandemia, razón por la cual ni siquiera se inmutan con una eventual reanudación del bombeo por parte de Irán, de darse el levantamiento de las sanciones que le fueron impuestas”, explicó Acosta.

Los países importadores tanto de crudos como destilados, como Panamá, podemos vernos afectados por esta espiral alcista de los precios.Shutterstock

Asimismo, como elemento positivo de esta reunión, analizó que la OPEP+ es consciente de que de mantenerse el drástico recorte de la producción de  crudo que traían, se podría frustrar la reactivación y estarían “disparándose un tiro en el pie”, ya que ello repercutiría  en una nueva contracción de la demanda.

Previsión del alza

Con la recuperación de la economía puesta en marcha especialmente en las potencias económicas, era previsible en el mercado la tendencia al alza e inclusive mantener el plan de producción de crudo como ha hecho la OPEP.

En ese sentido, Pablo Medina, vicepresidente de Welligence Energy Analytics, sostuvo en entrevista que “los precios del petróleo siguen en aumento debido a dos factores principalmente: la creciente demanda y el riesgo de que la producción no sea suficiente para lograr un equilibrio”, haciendo un recordatorio sobre cómo la industria petrolera lleva ya varios años siendo conservadora en sus inversiones debido a la caída de precios en 2016.

Pablo Medina, vicepresidente de Welligence Energy AnalyticsCedida

Esto ha dado como resultado que haya una limitada flexibilidad para incrementar la producción en el corto a mediano plazo.

“Son muchos los elementos a nivel macro que están convergiendo para resultar en mayores precios en los próximos años si las tendencias actuales se mantienen”, añadió.

“Todo esto a pesar de la transición energética y la posible reducción en uso de combustibles fósiles en el largo plazo”, indicó Medina.

Una circunstancia

Sin embargo, para Acosta, este repunte actual de los precios del crudo es solo “coyuntural” por el momento, pues a mediano y largo plazo los precios se estabilizarán con una tendencia a la baja, pues así lo prevé la Agencia Internacional de Energía (AIE) en su nueva hoja de ruta a 2050, donde ha hecho un llamado a renunciar a la inversión en nuevos proyectos petroleros, para lograr la neutralidad en emisiones de carbono.

“Al margen de los proyectos ya aprobados en 2021, nuestra previsión no contempla ningún nuevo sitio petrolero o de gas con fines de desarrollo”, señaló la AIE.

Impacto para Latinoamérica

Sin duda el aumento en los precios beneficia a gran parte de la región que produce estos hidrocarburos, como por ejemplo México, Brasil, Colombia, Venezuela, y otros.

Por otro lado, los países importadores de crudos y destilados, como Panamá, pueden verse afectados por esta espiral con tendencia al alza de los precios, los cuales incidirán en los costos de producción y la competitividad de las empresas, al tiempo que ejercerán una gran presión inflacionaria, lo que no ayuda en las actuales circunstancias cuando la pandemia persiste y la recuperación de la economía es demasiado lenta, afectando el empleo y el ingreso.

En la actualidad, los precios de los combustibles en nuestro país son regulados por el Estado con base en el comportamiento de los precios internacionales (Platt's) y las variaciones de estos corresponden cada 14 días.

Hacia 2022

A partir de julio, la OPEP+ advirtió mantener estable la producción hasta abril de 2022, según el acuerdo firmado hace un año para poder rescatar a los productores de una difícil guerra de precios.

Siendo posible que este acuerdo pueda renegociarse y seguramente habrá presión para hacerlo a medida que la demanda continúe recuperándose, proporcionando una posición de respaldo para el grupo.

Caso Rusia

Según información de la agencia Reuters publicada en Infobae, el actual precio del crudo refleja el equilibrio de oferta y demanda y es “suficientemente bueno” para Rusia, dijo el viceprimer ministro del país, Alexander Novak, el jueves.

Novak indicó que la próxima reunión del grupo de productores petroleros OPEP+ debatirá las cuotas de bombeo para agosto, teniendo en cuenta el esperado aumento de la demanda estacional en el tercer trimestre.

Asimismo, dijo que Rusia tiene un gran potencial en el mercado mundial del hidrógeno y que su cuota podría llegar a ser tan grande como la del mercado petrolero.

La autora es abogada, presidenta de la comisión de derecho energético y sustentabilidad de la Asociación Nacional de Juristas de Panamá, cofundadora de Mujer y Energía y miembro de la Red Internacional de Energía, Cambio Climático y Derechos Humanos (Ricedh).