Temas Especiales

02 de Ago de 2021

Economía

Giovanna Cardellicchio: La pandemia contrajo la oferta y la demanda de los préstamos

En medio de la crisis, la SBP acordó una moratoria que vence el próximo 30 de junio, sin embargo, el historial de crédito de las personas no puede verse afectado hasta seis meses después de que se levante el estado de emergencia, afirmó la gerente general de la APC

La gerente general de la APC, Giovanna CardellicchioCedida

En el plano económico la crisis sanitaria generó efectos colosales nunca antes vistos. A medida que avanzó la pandemia por covid-19 se dio el confinamiento, se paralizaron los sectores económicos, se afectaron los ingresos, las finanzas, las empresas, los empleos...

Una situación que afectó el consumo y el poder adquisitivo de la gente, limitando, incluso, la posibilidad de que pudieran adquirir más préstamos; y en medio de una moratoria se deterioró la oferta y la demanda de los préstamos en la plaza panameña.

“El impacto es fuerte, hay una contracción en el crédito porque menos préstamos se están abriendo”, advirtió la gerente general de APC Intelidat (Asociación Panameña de Crédito), Giovanna Cardellicchio, a La Estrella de Panamá, a pocos días de que venza el periodo de moratoria bancaria, el próximo 30 de junio.

Cardellicchio, quien entre sus obligaciones tiene velar por la seguridad, la confidencialidad y la disponibilidad del sistema de referencias de crédito, -principal mitigador de riesgo del sistema bancario nacional y de múltiples áreas comerciales y financieras del país- y mantener los sistemas de APC actualizados con las últimas tecnologías y tendencias en el manejo de información, también explicó cómo se está manejando el tema de la moratoria, las modificaciones de la ley de historial de crédito y sus proyecciones.

¿Cómo están los números en la APC?

Las cifras, para persona natural, al cierre de abril de 2021 teníamos $34,840 millones en saldo de préstamos. Esto no es morosidad, es el total completo de la deuda, no importa si los pagos están atrasados o no; mientras que el año pasado (2020), a la misma fecha, teníamos 34,988 millones. Este es el primer año, en mucho tiempo, donde la deuda en vez de aumentar disminuye.

¿A qué atribuye el deterioro del saldo de la deuda?

A que no se están generando muchos préstamos nuevos. Generalmente, año tras año el saldo de la deuda total de los panameños crecía 10%, pero en los últimos años empezó a bajar a 7% o 6%. pero aun así, seguía creciendo, porque se seguían dando préstamos nuevos. Sin embargo, ahora son más los que se están cancelando o pagando, que los nuevos que están entrando en el sistema. Esto demuestra que hay una contracción en el crédito, y que hay menos préstamos que se están abriendo. Esta es una situación preocupante...

¿Cuántos préstamos nuevos se han abierto en lo que va de 2021?

Al cierre de febrero de 2019, los bancos abrieron 36,771 préstamos nuevos, –esto es cantidad (por unidad) de préstamos y no montos– en un año normal sin pandemia; mientras que en febrero de 2020 fueron 30,798 préstamos. Ahí hubo una disminución de alrededor de 6,000 préstamos nuevos (5,973 específicamente); y a pesar de que en febrero (2020) todavía no había pandemia, ya se veía que se estaban contrayendo, pero todavía era una cantidad manejable y razonable de los préstamos. Sin embargo, en febrero de 2021 solo se abrieron 15,465 préstamos, la mitad (15,333 específicamente) de los préstamos que se abrieron el año pasado (2020). Esto te da a entender que no hay suficiente demanda, es decir, la gente no está yendo a solicitar préstamos nuevos; ni tampoco hay oferta, porque los bancos están más interesados en cobrar la deuda que en prestar más plata. Hay una contracción tanto de la oferta como de la demanda y eso hace que haya muchos menos préstamos abriendo todos los meses en Panamá.

Pero en los últimos meses, ¿la situación ha ido mejorando?

¡Sí...!, ha ido mejorando, pero de una manera un poco lenta. Todavía no vemos ese volumen (de préstamos) que teníamos antes de la pandemia. Aún estamos como en un 50% de lo que era la realidad de la economía en Panamá, a nivel de otorgamiento de préstamos nuevos.

“Todavía no vemos ese volumen (de préstamos) que teníamos antes de la pandemia. Aún estamos como en un 50% de lo que era la realidad de la economía en Panamá, a nivel de otorgamiento de préstamos nuevos”

Y sobre la moratoria, ¿cuándo se registra la morosidad en la APC?

Otro tema interesante es la morosidad. La ley 156 de 2020, la famosa ley de moratoria, en su artículo 7 dice que durante el estado de emergencia nacional (por la pandemia) y hasta seis meses después de que se levante, los historiales de crédito de los ciudadanos no pueden verse afectados, incluso, en la Asociación Panameña de Crédito. ¿Y eso qué significa? Que hay gente que dice que la moratoria termina en junio, pero el reporte en la APC no termina en junio, sino seis meses después de que se levante el estado de emergencia nacional; y eso el gobierno todavía no lo ha hecho, no lo ha levantado, y cuando lo haga, seis meses después es que se va a poder entonces registrar la morosidad de la gente. Y eso es importante que la gente lo sepa, porque a veces no es equiparable el tema de la moratoria o las condiciones de los bancos con lo que se reporta en APC.

¿Cómo lo están manejando?.

Si una persona no tenía ningún atraso, pero con la pandemia pierde el trabajo, se ve afectada, y no puede pagar, entonces, el banco le tiene que congelar los días de morosidad que tenía en el mes de febrero, que fue el último mes normal del año (2020). Y si no pagó marzo, abril, mayo, junio, julio..., igualmente le debe salir 0 día de atraso, que era lo que tenía en febrero. Ahora bien, si la persona en febrero tenía, por decir así, tres meses de atraso, pues va a cargar con esos tres meses de atraso durante toda la pandemia, porque no es que se le van a borrar los historiales, sino que va a mantener lo que tenía en febrero. Las situaciones son cambiantes, porque hay personas que no perdieron el trabajo de una vez en marzo, sino en septiembre, y si pagaron todo bien hasta agosto, se le mantiene lo que tenía hasta ese mes. Es bastante complejo, porque de alguna manera tú tienes que modificar datos para poder cumplir con lo que dice la ley, y hemos estado ayudando a los agentes económicos a que hagan esas modificaciones. Hemos tenido casos donde los clientes ponen sus reclamos porque salen morosos y están en moratoria, y el banco hace la corrección. Por eso le pedimos a la ciudadanía que esté vigilante de su historial de crédito.

¿La moratoria afecta o no el historial de crédito de las personas?

Los dos campos que se mantienen congelados (con la moratoria) son los días de atraso y el historial en numeral. Pero el resto de los campos se mantiene con la información al día.

¿Cómo puedo verificar mi historial de crédito?

El historial de crédito lo consigues de forma gratuita a través de cualquiera de nuestros centros de servicio que están a nivel nacional y se puede consultar las veces que quiera. También te adelanto que la ley nueva dice que se puede otorgar acceso al historial de crédito y hacer trámites sobre el historial de crédito de forma electrónica o digital, siempre y cuando se cuente con un sistema de verificación de identidad. En APC estamos trabajando en esta plataforma digital y la vamos a estar sacando en los próximos meses. La ciudadanía va a poder, a través de su teléfono, registrarse y acceder a su historial de crédito; lo más seguro es que sea de forma gratuita, por lo menos por unos meses. Pero los centros de servicio no van a cerrar, van a continuar ahí, para todo el que quiera ir personalmente.

¿Qué pasa con quienes estaban en moratoria y se les reactivan los contratos, inmediatamente se les empieza a cobrar?

¡Sí! ¡Exacto! Si a la persona (que estaba en moratoria) se le reactiva su contrato y tenía, por ejemplo, un descuento directo, este empieza a correr y comienzan esos pagos a verse reflejados en el sistema. Ahora bien, no es que, en caso de que me suspendieron el contrato por seis meses y ahora me lo reactivan, me van a salir los seis meses de morosidad, ¡no!, vas a empezar de cero. Pero si no pagas ese primer mes que ya se te activó tu contrato, vas a tener 30 días de morosidad, no vas a tener 30 más lo que tenías acumulado. Esto es bien importante cuando se reactiva tu situación económica, porque empiezas a reportar como si fuera de cero tu morosidad, la que traías al último mes antes de la moratoria es la que vas a llevar, porque durante la moratoria eso estuvo congelado y eso no se toca. Estemos claros en que no es que se borra.

¿Se aplicaría algún recargo a este tiempo que dejé de pagar porque estuve en moratoria?

Bueno, eso depende de los bancos. La moratoria lo que dice es que no se pueden aplicar recargos de no pago, por ejemplo, en una tarjeta de crédito, pero sí puedes aplicar la tasa de interés. Obviamente, si alguien no pagó seis meses de la tarjeta va a tener un saldo más alto porque le están tomando en cuenta los intereses. Pero eso depende de cuál fue el arreglo que hizo el banco contigo. Lo que tengo entendido es que no se cobrarán cargos por falta de pagos, pero los intereses sí siguen corriendo, por eso, probablemente algunos saldos van a estar más altos de lo que tenías cuando dejaste de pagar. Lo que no se cobra son los recargos por falta de pago, los de penalidad por no pago, pero los intereses sí siguen corriendo y se acumulan.

¿Cuál es el saldo de la moratoria y clientes que se acogieron a la medida?

Hemos intentado inferir en ese saldo, pero las autoridades nos dijeron que no quieren que se identifique a las personas que están en moratoria, porque lo consideran discriminatorio. Los únicos que saben eso son los propios bancos. Lo que sí puedo decir es que, durante el año 2020, desde abril hasta diciembre había meses donde el 50% de las obligaciones no registraban ningún pago. Incluso, en algunos meses creció hasta un 70%, pero ya se ha vuelto a normalizar bastante. Aunque todavía hay entre un 20% o un 30% de las obligaciones que no están recibiendo pagos, pero son mucho menos que en los meses más álgidos, que fueron abril, mayo, junio del año pasado.

Respecto a la ley de historial de crédito, específicamente, ¿qué se modificó?

Lo puedo resumir en tres cosas: el acceso electrónico, el tema de referencia suplementaria para cuentas retiradas y el tema de la prescripción de la referencia. Son los tres grandes cambios.

Acláreme, ¿qué establece la nueva ley en cuanto a la actualización reportada a la APC?

Esto es bueno aclararlo, porque hemos tenido llamadas de los consumidores diciendo que ¡ah! mira yo pagué hoy y a los tres días me tiene que salir actualizada la APC. Entonces le preguntamos: ¿usted canceló la deuda?, y responden que ¡no!, que hicieron un pago normal de la deuda, entonces, eso no aplica. Los tres días solo aplican cuando hay una cancelación de la deuda, no cuando hay un pago regular en la obligación. La gente se confunde y piensa que, si pagó hoy, de una vez sale (actualizada la APC), y no es así porque los bancos tienen su fecha de corte y dependiendo de eso, nos reportan la información a nosotros. Lo que sí (dice la ley) es que el mínimo son 30 días, pero eso va a depender de la fecha de corte que tengan ellos. Y solo en el caso de cancelación se establece que sean los tres días hábiles.

¿Qué impacto tendría en la economía que se estén dando menos préstamos?

El hecho de que esos préstamos se estén contrayendo y haya menos préstamos, definitivamente tiene un impacto en la economía, porque va a estar más lenta y se van a generar menos ingresos a las empresas que dan este tipo de servicios. Definitivamente el impacto es fuerte, porque si no tenemos acceso a crédito, créeme que la economía no va a crecer. Y aunque hay otros sectores productivos en la economía a nivel macroeconómico, el sector, específicamente del consumo personal, se va a ver muy afectado. Lo que le decimos a la gente es que cuide su crédito, que la situación de la moratoria es una situación que nadie podía controlar, pero una vez que a usted se le active su contrato y demás, haga sus pagos, cumpla con sus obligaciones, y póngase de acuerdo con los bancos para refinanciar sus préstamos en caso de que ya la letra no la pueda pagar por alguna razón. Esa es la parte más importante, para que normalizando eso se puedan entonces empezar a generar préstamos nuevos.

¿Cuáles son sus expectativas?

Somos optimistas cuando vemos por ejemplo que el Banco Mundial y otras organizaciones proyectan un crecimiento de casi dos dígitos a Panamá, entre un 9% y un 10% este año. Eso lo vemos positivo, pero tenemos que recordar que venimos de -17% y en realidad el 9% o el 10% no va a cubrir lo que hemos perdido con la pandemia que ha sido catastrófico, entonces, tenemos que ser mesurados. Sí vemos que la situación está mejorando, que se están activando los contratos de personas que los tenían suspendidos, que las medidas de restricción ahora están mucho más razonables, que hay mucha más libertad, y que la pandemia también está de alguna manera controlada, pero no sabemos si eso va a cambiar.

Es un panorama incierto porque no tenemos manera de saber qué va a pasar en septiembre; pero si se mantiene controlada la pandemia, el programa de vacunación y mucha gente vacunada, creo que la economía va a mejorar. Pero no veo un repunte demasiado alto en lo que queda de 2021, pero para 2022 siento que ya vamos a tener una cierta normalidad y que vamos otra vez a crecer en los niveles que veníamos creciendo. Esa es mi perspectiva de lo que puede venir en los próximos meses, pero es un escenario muy incierto porque tenemos un factor que no controlamos, que es la pandemia.