15 de Oct de 2021

Economía

Cortizo apela a una estrategia conjunta para controlar la crisis migratoria

En su intervención en las Naciones Unidas, el mandatario panameño anticipó una crisis humanitaria regional de 'graves proporciones' de no atender en forma coordinada la migración irregular

Cortizo apela a una estrategia conjunta para controlar la crisis migratoria
El presidente Laurentino Cortizo durante su intervención en la Asamblea General 76 de las Naciones Unidas.Cedida

Pasar del discurso a las acciones, propuso este jueves el mandatario Laurentino Cortizo durante su intervención en la Asamblea General 76 de las Naciones Unidas, al referirse a la crisis migratoria que vive la región centroamericana.

“Hacer lo más pronto posible un esfuerzo conjunto con esfuerzos coordinados y enfrentar una crisis regional con recursos, esto es una responsabilidad de todos, y ahora. He escuchado muchos discursos, con mucha profundidad, pero hay que pasar a las acciones concretas”, dijo Cortizo como una de las vías para aliviar la situación que afecta a Panamá, que en 2021 ha atendido a 80 mil migrantes irregulares en su ruta hacia el norte.

Esto conlleva para Panamá, un país que en dos años ha recibido préstamos internacionales por más de $13 mil millones para combatir los efectos de la pandemia de covid-19, a dirigir recursos de alimentación, sanidad, albergue temporal y mantener un pie de fuerza policial en la frontera. Gastos que se han incrementado de acuerdo con la cantidad de personas que arriban a la frontera darienita, para después cruzar hacia Costa Rica. Tan solo en agosto se contaron 30 mil emigrantes irregulares.

Más de un 40% de ellos son de origen haitiano, y en los últimos días, al llegar a la frontera sur de Estados Unidos, la guardia costera se ha encargado de evitar su ingreso y retornarlos a su país de origen vía aérea.

“Apelamos a la comunidad internacional para hacer, lo más pronto posible, un esfuerzo conjunto, con estrategias coordinadas y recursos para anticipar una crisis humanitaria regional de graves proporciones. Esto es una responsabilidad de todos”, advirtió Cortizo en el tercer día de sesiones de la Asamblea. “No se puede ser indiferente ante este fenómeno histórico y constante”, añadió el mandatario.

“No se puede ser indiferente ante este fenómeno histórico y constante” LAURENTINO CORTIZO
PRESIDENTE DE PANAMÁ

Este año, los líderes de todo el mundo discuten en Nueva York, Estados Unidos, sede de las Naciones Unidas, el tema: “Fomentar la resiliencia a través de la esperanza: recuperarse de la covid-19 reconstruir de manera sostenible, responder a las necesidades del planeta, respetar los derechos de las personas y revitalizar las Naciones Unidas”.

A continuación, Cortizo se refirió a la incredulidad existente sobre el cambio climático. El presidente panameño cuestionó a sus homólogos: ¿qué más necesitan los dirigentes del mundo para entender esta dramática realidad del cambio climático? Un problema que atañe a todo el planeta y forma parte de los objetivos mundiales para detener el calentamiento global, la extinción de las especies y la pérdida global del hielo que, de acuerdo con estudios científicos, en las últimas tres décadas la Tierra ha perdido 28,000 millones de toneladas de hielo.

Sobre el cambio climático, Cortizo elogió que Panamá es uno de los tres países del mundo clasificado como “carbono negativo”, y que es Líder Mundial Azul, cumpliendo con la Iniciativa 30x30 de proteger el 30% de nuestros océanos, “meta que alcanzamos 9 años antes de la fecha fijada para 2030”, señaló.

No obstante, aún hace falta un esfuerzo amplio en la descontaminación de las fuentes hídricas. La organización The Ocean Cleanup identificó en 2020 que siete de los mil ríos más contaminados en el mundo están en Panamá.

En cuanto a los avances que ha logrado el istmo en contrarrestar la pandemia a través de la vacunación, Cortizo indicó que “estamos a solo semanas de llegar a una inmunidad colectiva. Sin embargo, la meta no puede ser que algunos países lleguemos a la inmunidad de rebaño, cuando el objetivo debe ser que alcancemos una inmunidad global”.

Detalló los programas solidarios implementados por su gobierno para ayudar a poblaciones vulnerables mediante la entrega de alimentos y transferencia de fondos a los más afectados a través de vales digitales. Enseguida habló del Pacto del Bicentenario que lleva a cabo el gobierno de la mano de las Naciones Unidas para alcanzar acuerdos nacionales. Citó al respecto las palabras de la alta comisionada para los Derechos Humanos de la Organización de las Naciones Unidas, Michelle Bachelet: “Lo que están haciendo en Panamá puede considerarse un ejemplo para muchas otras naciones”.

Economía

A pesar de los esfuerzos mencionados, el país enfrenta uno de los retos más álgidos de su historia en la disminución de la tasa de desempleo registrada en un 18,5% en diciembre pasado. Hasta el 1 de julio de 2021, unos 173,012 trabajadores habían sido reactivados, de los 284,209 contratos que fueron suspendidos como consecuencia de la pandemia de la covid-19. Esto significa que más de 111,000 trabajadores todavía tienen sus contratos suspendidos. La economía panameña se concentra en el sector terciario, el cual aporta cerca del 83% al PIB, los sectores industrial y agropecuario proporcionan el 14,3% y 2,7%, respectivamente.

A lo anterior se añade el desafío de equilibrar la distribución de la riqueza. La desigualdad se manifiesta más marcada en las zonas rurales y comarcas del país.

Cortizo finalizó su participación ofreciendo a Panamá como puente para aproximar a las naciones, buscar soluciones comunes a los problemas y enfrentar los desafíos regionales y globales a través de una hoja de ruta marcada por la solidaridad y el respeto a los derechos humanos.